Por rebelión militar

miembros-nueva-gestora-psoe_ecdima20161003_0013_21

La Historia de España, la de verdad, no la de los revisionistas o imbéciles metidos a historiador, nos cuenta que en 1931 la voluntad popular trajo la República abriendo un periodo en el que hubo de todo, muy bueno, bueno, malo y muy malo, y todo fruto de la política, de nada más y nada menos que la política, algo que hasta ese momento en España era ciencia ficción. A continuación alguien decidió que lo que estaba pasando no era bueno para España, y, transformándose en salvadores de la patria asaltaron el poder con inusitada violencia fundamentalmente contra miembros de la izquierda. Muchos fueron ejecutados y otros detenidos y juzgados, atención, por “rebelión militar”. Increíble, los golpistas juzgaban a los leales a la República por rebelión militar.

Viene a mi mente aquello que dijo Camus “Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa”. Y viene a mi mente, desgraciadamente, y vuelvo a repetir, desgraciadamente, por lo escuchado en el último debate en la Sexta entre los representantes de los tres candidatos (dos que yo sepa a la espera del advenimiento) Y ya sé que se pide respeto por el adversario, en este artículo lo hay, mientras no hay ningún problema en despellejar a uno de los candidatos en el cual se personalizan todos los males, no sólo del partido, sino del socialismo en general. Porque así fue la intervención de la representante de la aún no candidata venida de Andalucía que rizó el rizo cuando afirmó que el secretario general Pedro Sánchez había abandonado el barco el 1 de octubre. En ese momento hice la comparación, elegido por la militancia, para bien y para mal, salvadores del partido que juran fidelidad mientras preparan el asalto, asalto que se produce tras la orden del líder supremo que arremete contra el secretario general por el descontrol existente, curiosamente unos cuantos de la ejecutiva se encuentran en la puerta de Ferraz entregando la dimisión, la asonada del 1 de octubre y, finalmente, los leales juzgados por rebelión militar. Sin olvidar una líder que, sin que la historia se repita, da vueltas sin decir nada por si acaso, como hizo uno que durante 48 horas después del 18 de julio anduvo desaparecido en un avión a ver que pasaba….

Primarias, bien, tres candidatos bien, democracia para elegir al secretario general, vale. Pero que no vendan estupideces, que no hablen de códigos de conducta, si todo el mundo ve a quién apoya el aparato, a quien apoyan los medios de la derecha y no digo nada más porque pienso que ya no hay medios de izquierdas si alguna vez los hubo. Salen con el tema de la financiación… Me viene a la memoria lo del oro de Moscú cuando nadie mentó como Juan March, USA y algunos más financiaban el estropicio pero eso sí los republicanos robaron el dinero… Dinero que sirvió fundamentalmente  para salvar la vida de miles de refugiados enviándoles a América… Pero aquí se pagan pabellones por arte de birlibirloque y se pone en discusión las donaciones personales a una campaña.

No sé si lo hará bien o mal pero por una cuestión de ética, igual que en el 36 hubiera apoyado a la República hoy apoyo a Pedro Sánchez porque me veo incapacitado para entender a los que después del 1 de octubre y lo que pasó en aquel espectáculo lamentable nos juzgarían por rebelión militar por que hicieron lo que tenían que hacer, salvar al PSOE… ¡Líbrenos quien sean de los salvadores!

Y, aunque no me gusta jugar a pitoniso repito las palabras de Camus porque desgraciadamente la realidad muchas veces es así:

“Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa”

Si alguien quiere sustituir alguna palabra y adecuarlo a los tiempos que corren, es muy libre de hacerlo.

 

Susana, un tulipán y el PASOK

susanadiaz_560x280

El título se las trae y, es más, hoy voy de pitoniso, cosa en la que no creo en absoluto pero me siento tentado aún cuando deseo fervientemente errar.

Comienzo. Susana por fin hace el anuncio de que anunciará que se presenta a pelear por la secretaría general del PSOE en un enorme pabellón en Madrid al módico precio de 23000 euros el día. Pues bien, por lo visto el anuncio ha regocijado de manera extrema a la gestora del PSOE que lejos de mantener la neutralidad se ha lanzado en tromba a echar una mano a la sultana proponiendo cuentas con nombres de lo que aporta cada uno a las candidaturas, a parte de lo ilegal que resulta, encima alguien tendrá unas listas curiosas de afines a las causas.

Dicho esto supongamos que los militantes cambian de parecer por el buen hacer de sus dirigentes y gana ella. Y aquí entra el tulipán y el PASOK. Lo haré por causa efecto

1) Susana es la candidata conservadora…o eso parece y que avala lo que está haciendo el PSOE en el Congreso.

2) La victoria de Susana me temo que será percibida por el votante del PSOE como un triunfo del aparato y la vieja estructura

3) Los apoyos derecha izquierda como en Holanda (el tulipán) no gustan al votante socialista: Batacazo

4) El votante del PSOE no vota en las próximas elecciones

5) PSOE=PASOK

¿Pesadilla horrible?

 

 

Democracia cristiana colorada

psoepuñosocialismo-dez-08

Por fin se desveló una parte del arcano y Pedro Sánchez anuncia su candidatura a la Secretaría General del PSOE después que lo hiciera Patxi López. Ahora sólo falta la tercera en discordia que, después de participar en la asonada del 1 de octubre, anda lanzando mensajes de reconciliación…Pero sólo si ella manda.

Sin embargo, este proceso tiene una serie de elementos, cuando menos peculiares,  que paso a comentar pues sitúan al Socialismo en una de sus más tremendas encrucijadas, ser la izquierda real o el centro con veleidades sociales (una democracia cristiana colorada, pero poco). Y es que me parece que el socialismo español está dividido en dos, los que se fijan en el presente y los que se fijan en el futuro. O lo que es lo mismo, en el fenómeno A o en el fenómeno B (a posteriori)

Los del 1 de octubre (el día de autos) con la gestora a la cabeza están por el futuro, por el “a posteriori”. Planifican un gran Congreso sin fecha, nada más de futuro que algo que sucederá pero no se sabe cuando, incluso encargan a Eduardo Madina, ese muchacho que ahora parece no haber roto nunca un plato y cuyo papel es fundar otra “socialdemocracia”, un documento programático (el enésimo como si no tuviéramos ya) y en el que ya han dicho la marea de nombres ilustres que participarán. Pero como todos sabemos de esto, que no nos vendan motos, los “expertos” de renombre aportan lo que aportan, lo que hay que mirar es a los que no suenan tanto y entre los cuales hay cuatro consejeros de Andalucía (mirar estadísticas de paro, educativas, sin ir más lejos, por no hablar de la pérdida de apoyo electoral que no por ser socialistas es el paraíso) Pero lo más curioso es el documento de líneas rojas que van a redactar. Es decir, hipotecar el futuro de la futura, ya sé que hay redundancia, ejecutiva, sea cual sea. Y todo esto encargado por una gestora que no puede hacerlo. Pero sigamos. Este grupo ecléctico que mira a futuro augura el desastre en Francia porque ha ganado las primarias el representante del ala izquierda del PSF, Benoît Hamon. Reacción visceral de personas como Lambán o Valenciano diciendo pestes de la victoria incontestable porque así lo han decidido sus bases. Piden unidad por un lado pero arremeten contra un compañero de la Internacional Socialista, en el caso de Lambán de dos porque metió en el saco a Jeremy Corbyn. Preferían el desastre anunciado de Valls y, supongo que se trata de otra proyección a futuro: desastre socialista y refundación ¿De un partido de izquierdas? Me temo que no, democracia cristiana colorada. Claro que viendo el historial de aciertos de Elena Valenciano o que Lambán ve candidatas ungidas por los dioses… Y seguimos con el futuro. La “deseada”, para los que no lo sepan no tiene que ver con nada carnal, el término se refiere a como se conocía a Fernando VII mientras estaba en el exilio… Y no voy a seguir porque la llegada del susodicho dejó mucho que desear, pero eso es pasado ¿no?… Pues bien, la presidenta de Andalucía, la anhelada por los del 1 de octubre, ungida de los dioses etcétera, etcétera, anda por ahí lanzando mensajes de paz, conciliación y resignación cristiana (“Yo estaré donde diga mi partido”) repartiendo sonrisas fariseas (si es que lo de la religión es muy poderoso) y paseando entre gentes, eso sí, por calles estrechas con una cámara casi en primer plano y un micrófono parlante que no para de preguntar si se presentará mientras ella guarda silencio fijándose únicamente en las gentes a las que parece conocer una por una. Cualquiera puede suponer porque no hay plano general o algún otro o porqué hay una señora, al menos sólo me he fijado en esa, que la sigue siempre cual Virgen del Rocío.

Y también ahí tenemos a Patxi López que aparece como tercera vía (el término no es muy halagüeño he de reconocer) El hombre bueno, el del buen rollismo, el confrontador de programas dispuesto a tomar café con los rivales distendidamente. Aquí no ha pasado nada. Miremos hacia el futuro, hay un problema, sí, pero se diluirá y aparecerá la solidaridad que nos hará darnos el abrazo de Vergara. Llevémonos bien que hay una promesa al final del camino y, si hay que abstenerse se abstiene uno.. aunque sea una error (Patxi dixit) Con todo el respeto para ambos, el Papa Francisco, progre, guay, pero a la cabeza de uno de los aparatos más inamovibles del mundo… No sé…percepciones personales

En resumen, ¿pasado? ¿Qué pasado? ¿presente? El de preparar el terreno  para el reparto del botín anunciado la buena nueva de lo que viene, un partido unido, con programa (parece que nunca lo ha tenido) con los mejores, gente sensata no como los de izquierda, esos rojos peligrosos que se mueven en la absurda idea aún de las masas y esas zarandajas. Un partido que nos guíe por la senda del liberalismo guay apiadándose cristianamente de los pobres y con mano dura con los herejes que piensan que eso del Socialismo tiene otro sentido.

Y los del presente. Decían los viejos luchadores guevaristas, que el presente era de lucha y el futuro nuestro. El presente es el de un candidato al que se desplazó “manu militari” el 1 de octubre de 2016 de la Secretaría General. Que reúne multitudes por dónde va y que hay que ver por los móviles de los asistentes porque las cadenas le ignoran o minimizan (por cierto, ¿a qué no sabéis a quién entrevistó ayer La sexta? Pues sí a Pablo Iglesias, una en directo en los Goya y otra en diferido con sus periodistas de cabecera y todo en el mismo programa…Otro apóstol) Opinadores que dicen que Pedro es un cadáver sin futuro, que miran con embeleso a sultanas y ex-Lehendakaris ante la perspectiva  de mínimas oscilaciones electorales mientras se facilita la supervivencia a Pablo el vociferante (impresionante el interés mediático por un partido sin propuesta, sin proyecto que anuncia programas que sólo se miran el ombligo mientras sus líderes se despellejan en directo) Vale más un Pablo Iglesias gritando en una manifestación rodeado de sus fieles que la espontaneidad de las aglomeraciones en torno a Pedro Sánchez que ha de improvisar mítines en la calle. A Pablo un día le sucederá como a Pepón, el entrañable alcalde comunista de “Don Camilio ” de Guareschi (democratacristiano) que se manifestaba a gritos delante del ayuntamiento hasta que su segundo le dice “Pepón, que el alcalde eres tú”

¿Será Pedro Sánchez un buen Secretario General? ¿Será candidato a la presidencia de gobierno? ¿Será un buen presidente de gobierno llegado el caso? No lo sé. No importa. Es una cuestión de ética, de corregir la historia de una barbaridad antidemocrática, es una cuestión de principios y los principios no se dirimen en el futuro, ya llegarán algún día. No, los principios se tienen en el presente. Es el kantiano imperativo categórico que depende de lo racional y no de  lo divino, “cuando hagas una acción que se pueda convertir en ley universal”, frente a al maquiavélico “el fin justifica los medios”… Y si encima son oligárquicos divinos… Y es una cuestión de presente afirmar el socialismo, la izquierda ¿Qué habrá contradicciones? Seguro ¿Fracasos? También. Pero, también y seguramente más éxitos y entonces sí, proyección de futuro basado en principios y no en un lodazal.

¿Se puede esperar el futuro con Trump en USA? ¿Con lo sucedido en la presidencia de la Unión? ¿Con la extrema derecha ya sin máscaras campando por Europa? Creo que no y con una democracia cristiana colorada menos.

 

 

 

 

Princesa Leia

princess-leia

La princesa Leia Organa de Alderaan, aquel planeta destruido por la estrella de la muerte, nos ha dejado. La pudimos ver en el último episodio de la saga 38 años después del estreno de la película que llegó a España en noviembre del 1977, seis meses después del estreno en Estados Unidos. Una película que marcó una generación. Hoy, con los cincuenta pasados sigo siendo fan de esa saga que forma parte de nuestras vidas y Leia estará siempre ahí junto a Han, Obi Wan, Lucke, Chewbacca, Vader, R2, C3PO… La princesa antiprincesa que para nada esperaba a su caballero y que recibe a sus liberadores en la celda dando órdenes y ordenando que se quitara de delante el “felpudo con patas”, la que liquida a Jabba, que manejaba la pistola láser como el mejor pistolero del oeste o que era capaz de enfrentarse al malvado Tarkin “Reconocí su repugnante hedor en cuanto me trajeron a bordo” o decir aquello de que antes prferiría besar aun Wookie que a Han Solo… 

Algo se ha ido para muchos de nosotros y nos ha recordado un tiempo en que en España pasaron muchas cosas y aquella aventura galáctica por la que pocos apostaban nos hizo vibrar, imaginar, soñar. No es la mejor película de la historia pero, para muchos,  es una de nuestras películas.

Hasta siempre alteza real, princesa Leia Organa de Alderaan

En defensa de la “mafia”

1.png Ayer un concejal de ERC recordó a la alcaldesa de Barcelona que su debilidad venía motivada por haber hecho un pacto de gobierno con los que no hace mucho denomino la mafia, es decir el PSC de la ciudad. Ya en su día comenté el tema pero como ha vuelto a la palestra y , como ya he dicho en otras ocasiones, que sigo aquello que dijo Marx de que dejar un error sin rectificar es una inmoralidad intelectual. Así que sin ambages ni falsas modestias voy a hacer una defensa de esa “mafia” a sabiendas de que lo que voy a decir merecerá comentario por parte de alguno. Me da igual. Cuando uno pone en juego lo que piensa, lo pone en juego aunque algunos crean que lo que sale por su boca es dogma de fe y se escandalicen cuando alguien lo refuta (memorable el ex president Mas diciendo que como es posible que el estado reaccione cuando se le desafía, en fin)

Pues bien, comenzaré con algo que puede parecer no tener relación. Hace poco vino a Barcelona Francesco Tonnuci, un pedagogo italiano que lleva muchos años desarrollando un proyecto de participación política de los niños en la ciudad. Fui a verlo porque hace años tuvimos contacto, entonces era “conseller” de infancia en el distrito de Nou Barris, y pusimos en marcha algunas de sus propuestas. Una experiencia muy interesante que tuve la oportunidad de exponer en Roma invitado por él. La sala estaba llena de gente joven, estudiantes de pedagogía, supongo, y gente de entidades. En un momento de la charla habló de las aceras continuas en las que el coche es el que sube y el peatón es dueño y señor del espacio. A mi alrededor alguno se sorprendió y comentó que era una muy buena idea y de esto deduzco que seguro alguno de ahora querrá venderla como propia. Tonnuci lo había visto en Nou Barris bastantes años antes, cuando el PSC estaba en el gobierno de la ciudad. Y como esto decenas, cientos de cosas hoy denostadas como cuando se quiso liquidar aquello de “modelo Barcelona” tachándolo de negativo. La descentralización de los distritos fomentando un modelo participativo único (cuantas veces tuvimos que escuchar entonces las maravillas de Portoalegre hoy olvidado en algún rincón de la historia) la gestión cívica de centros cívicos que dejaron de pertenecer a todos para ser patrimonio de unos pocos y sus criterios (en muchos no se permiten actos donde haya siglas políticas como si otros no tuvieran su fundamento político) Porque errores los hay, pero nadie sabe que son errores hasta que se ven los efectos. El otro día escuché a una Regidora del Ayuntamiento decir que hay que escuchar a los vecinos porque ellos saben cual es la solución para el tema del debate energético… Pues vaya gracia, y ¿porqué no lo dicen?, la respuesta sería “es que nadie me ha preguntado” … Absurdo. Es como si alguien sabe como acabar con la malaria y no lo dice… Resulta igual, no de absurdo, si no de estúpido. !!!Cuantos errores cometió el PSC en 30 años!! … ¿Y aciertos? La placa solar del Fórum, los depósitos de agua para regar los parques. reorganizar el mundo cultural en la ciudad, la ley de barrios… Y frente a un gobierno de la Generalitat ultramontano y provinciano que a la contra del progreso urbano se cargó el área metropolitana. Y, por lo visto, unos vecinos y vecinas que han sufrido lo indecible en esta ciudad oscura, mafiosa y nefasta… y con esa campaña se ganan unas elecciones.

Y ahora los ex-socios de todo aquello unos miran para otro lado y otros viven de rentas, igual que hizo el gobierno Trias, tal es la fuerza descomunal de esta ciudad. Ahora los últimos, BEC, empiezan a hablar del modelo Maragall, un tipo, sin ir más lejos, del PSC, rodeado de regidores, también del PSC y que reivindican el modelo. Dos años después de denostarlo hasta el infinito con fondos de ese ayuntamiento que tan mal trataba personas y entidades. Pero llega ERC y parece que nunca estuvo.  Se ve que nunca tuvo Teniente de alcalde y los regidores de gobierno de  ERC no existieron, ni sus consellers de distrito alguno de los cuales fue porque se les cedió  un puesto que no habían ganado. Sus aportaciones, quitar la placa de 1837 de la fachada del ayuntamiento porque era una constitución española, las columnas de Montjuic, un pastón para un atentado estético sólo superado por la Sagrada Familia, la cruzada contra el túnel del AVE que atravesaba Barcelona, pedir el Consell de Cent de la humanidad, también es cierto que podían haber pedido de la galaxia, total, cosas útiles… Pero hoy están en plan estadista, seguros, atrevidos, rotundos, eso sí, desmemoriados y radicales con un plantel de estrellas que asusta por su altura política cuya cabeza de lanza es Rufián, un historiador metido a conseller de economía y un presidente de grupo municipal que se ofrece como esperanza de la humanidad.

Y no estoy diciendo que el PSC sea perfecto. Es una organización formada por personas, mejores y peores, con más habilidad o menos, con sus líos y problemas ¿y qué? Pero me fastidia recibir lecciones de otras organizaciones con los mismos problemas y defectos, me fastidia la desmemoria por interés partidista, me fastidia la prepotencia, me fastidia el dogmatismo y los iluminados. Pero hay quien la calificó de mafia y como lo dijo Blas, punto redondo. No habla quien puede si no quien quiere y, normalmente, se trata de un bocazas

 

La sonrisa del cinismo

cinismo

Últimamente está muy de moda no sólo sonreír sino presumir de ello. Todo ha de hacerse con una sonrisa como si eso fuera suficiente para convencer de la bondad de la acción. No hay nada como elevar las comisuras de los labios para demostrar la contundencia, veracidad, inevitabilidad de lo inevitable. La sonrisa es inexorable. Hacer las cosas con ella por delante parece ser garantía de triunfo. Sin embargo, desconfío de esas sonrisas, desconfío del que me quiere convencer con gestos mientras sus palabras y acciones dicen otra cosa. aquello de que una imagen vale más que mil palabras no siempre es así o, al menos, siempre me plantearé la cartesiana duda sobre la seguridad de los sentidos.

“La revolución de las sonrisas” llaman a los que quieren la independencia de Catalunya. El estereotipo del bueno que siempre sonríe frente al cejijunto que quiere fastidiarle sin saber exactamente porqué. Y tras ellas aquello de “o conmigo o contra mí” porque quien no comparte la sonrisa es tildado de : miserable, prostituido, por supuesto, facha, franquista, siervo, vasallo, cipayo, las variantes familiares, etc. O esa hoja tan hermosa en la que hay una fachada entera adornada con esteladas, menos un balcón, y se ve como alguien dice que habrá que subir a hablar con el del tercero, eso sí, con una sonrisa. Qué fácil es crear estereotipos.

Y más sonrisas. El PSOE (salvo el presidente de la gestora). Susana Díaz sonríe y rodeada de 3000 personas habla de la necesidad de un congreso tranquilo, que madure, que sirva para guiar el gran trasatlántico que es el partido… Con una sonrisa. La insoportable levedad del ser que decía Kundera. Porque esos comentario, entre sonrisa y sonrisa, son de un cinismo que vuelve cejijunto. Nada ha pasado y lo hecho fue con la sonrisa, porque era lo mejor y lo más necesario y para eso está Zapatero, la sonrisa de la baronía (nada habló de sus gobiernos) que la bendice tras los dioses de Lambán mientras a los demás se nos pide neutralidad y buen talante. La sonrisa del que sale a defender su mayor logro a los 10 años de su aprobación, la ley de dependencia. Curiosa coincidencia y nueva tradición celebrar las grandes leyes del PSOE y, además en Andalucía, y acompañada de la gran señora… No había nadie más. Y gran noticia, para el PSOE lo mejor es una gestora porque luego se gana.

Y, mientras tanto, la gran sonrisa es del que sentado tras su puro fuma satisfecho y encantado del panorama que se le presenta. Sonrisa, mucha sonrisa es lo que hace falta

 

Fidel

fidel-castro

La Historia comienza a juzgarle. Es difícil escribir sobre alguien que sólo genera odios o adhesiones inquebrantables. Estoy viendo las imágenes de Miami con la fiesta por las calles y las reacciones de los dirigentes mundiales que van desde los que le llaman dictador a los que, de manera incómoda, tratan de obviar una respuesta y los que de manera acrítica loan su persona.

Fide no deja indiferente, es un mito del siglo XX, el último de la guerra fría, de una forma de entender la política, una anomalía si se quiere en un orden mundial que se quiso bipolar. Fue líder, comunicador, se rodeo de mitos, Camilo, el Che, se impuso a 11 presidentes USA y rindió a Papas y primeros ministros.

Y Cuba es una dictadura. Y me hago preguntas. ¿Qué era Cuba antes de la Revolución? ¿Hubiera evolucionado la Cuba de Batista hacia esa democracia soñada por los que tuvieron que irse de la isla y que no lo hicieron con el dictador pronorteamericano? ¿Podemos imaginar una Cuba sin revolución y con la evolución del resto de países de América Latina?¿Es cierto lo de la medicina cubana? ¿Los estudios gratuitos para todos los americanos? ¿Los años de voluntariado como parte de la formación? ¿Qué hubiera sido de la Revolución si no se hubiera cerrado en banda a todo tipo de oposición? ¿Toda la oposición niega los logros positivos de la Revolución? ¿Y si el proceso no se hubiera burocratizado? ¿Y que dicen los cubanos, no los de Miami? ¿Es trasladable la democracia occidental como cura de todos los males? ¿Y si no se hubiera utilizado la represión como elemento disuasorio?

Sé que era un dictador pero no puedo trazar una línea en blanco y negro, demasiados logros y fiascos. Una cuba en medio de un continente al que amo por muchas cosas personales y que ha sufrido y sufre demasiado con dictaduras brutales pero que parece que para los que ahora celebran la muerte, no lo eran tanto como la cubana. Que la extrema derecha jalee la muerte de Fidel me predispone pero también el acriticismo de un régimen que pudo ser y no fue cuyos logros fueron oscurecidos por la represión.

Viene a mi memoria la canción de Silvio Rodríguez “Rosana” hablando de los que se fueron de Cuba “Cuando escriban la historia los buenos, al final vencedores se sabrá que no usamos veneno como aroma de flores” y también “Y el camino que emprendas Rosana
será mejor a veces, porque en otros momentos cubana, tú lloraras con creces”

A pesar de todo, hasta siempre Comandante.

 

Es la ética, idiota

Aquí no ha pasado nada. De plató en plató algunos barones del PSOE se pasean acompañados de viejas glorias (si es que un día lo fueron) Ahora todo es posible, incluso ser Presidenta de Andalucía y Secretaria General del PSOE. “Me da igual estar en la cabeza o en la cola. Estaré donde digan mis compañeros” y el coro canta “Estareeeeé” y bendicen la magnífica idea de ser el niño en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el entierro.

Es de vergüenza. Alguien escribió una vez que la ética debía retornar a la política pero me parece que en el caso del PSOE seguirá por ahí durante mucho tiempo porque el grado de cinismo que se está alcanzando no sé si ha llegado al tope o aún tiene recorrido.

El lavado de cara está pensado para idiotas, las sonrisas de una falsedad  insultante y las declaraciones,… En fin. Se están paseando los golpistas, los que no han respetado 140 años de historia, los que piensan que la “sinrazón de estado” es lo principal, que son más respetables los votantes de la derecha que los propios. Incluso a veces pienso que es a los que verdaderamente quieren porque voy a negar la mayor: si estos representan la izquierda yo no sé dónde estoy. Y no estoy ahí por su traición y porque en su idea de la política la ética no tiene cabida.

“Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa” De nuevo Camus…. Pero esta vez me niego a que se repita y me niego a tragar por disciplina, la que me exigen y no tuvieron ellos y porque una compañera me dijo algo que haré mío “Si son capaces de hacer esto a sus compañeros que no harán con los que no lo son”

 

¿Quo vadis Felipe?

GONZÁLEZ INAUGURA EL SEMINARIO "EL NUEVO TRATADO DE ESTABILIDAD EN LA UE"

Empezaré diciendo que respeto a Felipe por lo que fue y representó. No soy de los que se genuflexionan delante de ídolos de barro, ni tampoco participo en inquebrantables adhesiones porque somos seres humanos y tenemos imperfecciones que esparemaos corregir en otros. Y entiendo a todos aquellos que le acompañaron en la aventura de hacer pasar de la dictadura a la democracia y poner a España en el mapa de Europa. Sin embargo creo que si uno fue y es símbolo de un momento, con sus luces y sus sombras, no tiene derecho a mancillarlo porque al final queda lo sucio, el error, un interés personal que en otros tiempos no fue tal y ahora puede ponerse en entredicho.

Felipe ha vuelto a hablar rodeado de sus fieles con Susana Díaz a la cabeza, la que ahora se pasea por los platós en donde se retransmitió la decapitación de Pedro Sánchez hablando de disciplina y obediencia a su partido. Y Felipe ha tomado partido con la indudable habilidad dialéctica que le adorna después de participar en el golpe de estado, y no sólo eso, dar el pistoletazo de salida, que derribó al Secretario General del PSOE porque según él no tenía ni cultura de partido ni tenía un proyecto de estado. El viejo líder sigue mandando (aquel “me alegro” cuando le preguntaron por lo sucedido en el PSOE) y ha señalado. Sin embargo Felipe y los suyos, por mucha cultura de partido que tengan olvidan que es el de hace años, el de que ellos conocieron y cincelaron a su imagen. Hoy la militancia es otra cosa aunque piensen que se impondrá el orden y la disciplina y que cuanto más trade sea el congreso más se diluirá la figura de Pedro Sánchez.

Hemos vivido las elecciones USA. Allí ante la previsible nominación de Sanders, un socialdemócrata, su partido cambió las normas de primarias para que no fuera así y ganara Hilary. Ante el escándalo los votantes de Sanders volvieron la espalda a los demócratas y, o no votaron o votaron a Trump. Pues bien, Felipe ten cuidado porque los votantes socialistas después de lo sucedido pueden dar la espalda al partido no votando a tu candidata o pasándose a “Podemos”, curiosamente aquello que se quería evitar.

Con Felipe el PSOE tocó el cielo, con Felipe el PSOE puede morir, eso sí, con mucha cultura de partido y mucho sentido de estado.

Pedro el de los 800 días

pedro-sanchez-abandona-conferencia-anuncio_lncima20161029_0055_5

Cuarta y última entrega de esta tetralogía espontánea (“De pena, Rufián”, “La mediocridad y el PSOE”, “Barones”) surgida al hilo de los últimos acontecimientos. Ya sólo me queda hablar del protagonista, del ex Secretario General del PSOE Pedro Sánchez Castejón.

Como tengo formación de historiador no creo en la vidas santas y pulcras, llenas de virtud y aciertos. No existe nadie así o al menos no ha existido. Pondré un ejemplo sabido por los que me conocen, mi interés por Ernesto Guevara, el “Che”. Mal profesional sería si admirado por el personaje no sopesara lo bueno, lo malo, sus defectos, virtudes, aciertos errores, analizara su entorno, sus acertadas y sus equivocadas percepciones,… Ejemplos, y muchos, tenemos de santificación, sobre todo política en la que incluso en la infancia se reconocen rasgos de su grandeza futura que marca una vida sin tacha. Sirva este breve comentario para que quede claro que no soy amigo de seguidismos y que no voy a escribir ni un panegírico laudatorio ni un linchamiento. De esto último parece que no andará escaso. Su comparecencia y su entrevista están siendo destripadas, tergiversadas y demonizadas por unos y por otros. Por compañeros de partido, por la prensa de derechas y la supuesta progresista (ya no me atrevo a llamarla de izquierdas) Esta mañana, sin ir más lejos me he sentido bastante idiota ante una sesuda periodista que desde la SER describía una situación que en nada se parece a lo que he visto y en la que el ex Secretario General y a continuación el PSC se han convertido en el origen de todos los males.

Como dicen en Italia “Se non e vero e ben trovato” así que aquí va la hipótesis. Parece que frente a los cacareados discursos de la baronía sobre cosidos  y escuchar que partido quiere la militancia todo señala a que se va a dar de baja a todos los que lo han solicitado de manera rápida y fulminante y, aunque más rocambolesco y problemático, sacar de las votaciones primarias a los 18000 afiliados al PSC. ¿Objetivo? ¿Hace falta decirlo? Y para ello parecen contar con ayuda mediática a raudales.

Pero ¿qué hay detrás? Esta hipotética y chapucera acción dejaría a los pies de los caballos al socialismo español, pero ya hemos visto una y gorda el 1 de octubre y otra, más organizadita, el 23. Pero el premio sería enorme para PP que vería morir al único partido alternativa a sus políticas  y para “Podemos” que se convertiría en oposición que no en opción de gobierno, eso sí, viviendo muy bien (recuerdan aquello de “contra Franco vivíamos mejor”) ¿Y qué pasará con los que se llevaron por delante a Pedro Sánchez? Pues no sé, supongo que sobrevivir en otro sitio al cual se convertirán con fervorosa pasión cuando el PSOE se hunda definitivamente. No en vano ya hemos oído decir a su cabeza de cartel que el PSOE no es de derechas ni de izquierdas (algo que ha dicho Pablo Manuel, Albert Rivera o José Antonio,…)

¿Y Pedro? Se ha convertido en un símbolo. En un símbolo para la militancia y eso puede ser incontrolable para los engranajes del aparato. La estrategia anterior estaría destinada a desprestigiar al que se ha convertido en representante de los valores del socialismo, en lo que todos hubiera querido decir a Rajoy, en la renovación del partido acabando con los vicios que le han llevado a donde está. Puede que sea demasiado para una persona y puede renunciar a todo ello, incluso puede suceder que alguien, de forma organizada o no,se adueñe del “pedrismo” Pero está claro que la mayoría de los socialistas han puesto las esperanzas en él, que será de nuevo Secretario General, que se rodeará de los mejores y de que el socialismo volverá a ser alternativa transformadora. Y es que la renuncia de Pedro Sánchez tuvo algo de la épica de otros tiempos hoy bajo la costra burocrática y también hubo sentimiento, ahora sacrificado a la responsabilidad y la razón de estado. Repito que no hay nadie que materialice el ideal y que puede ser tarea titánica para una sola persona. Me recuerda, salvado las distancias, las ilusiones despertadas por la Segunda República después reafirmadas y también decepcionadas. Pero ocurrió lo que ocurrió y se fue a defenderla porque era humana y lo mejor que nos había pasado en años.

Albert Camus dijo al respecto “Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa” Pero si a pesar de esto, de aparatos y  medios que multiplicarán sus ataques tratando de sembrar la duda, Pedro decide ir adelante yo iré con él.