Feijóo, Casablanca, la guerra civil y el poder judicial

Alberto Núñez Feijóo en el Senado. Fuente El Plural https://www.elplural.com/politica/portada-declaracion-inoportuna-llamada-excusa-sucumbio-feijoo-presiones-ultras-dinamito-cgpj_300222102

Claude Rains, el magnífico actor británico, nos legó uno de los mejores personajes que el cine ha dado, el corrupto comisario Renault. En un momento del film ordena cerrar el local de Rick en «Casablanaca» mientras exclama «Qué escándalo, he descubierto que aquí se juega» (https://www.youtube.com/watch?v=-ZfdtxeTlJA) . Ni que decir tiene que él recibía la mordida correspondiente del negocio, pero presionado por el mando alemán para cerrar el café no se le ocurrió más que tener un cínico ataque de indignación.

Cambiemos personajes. El alto mando de la extrema derecha mediática y política (El Mundo, Jiménez Losantos, Miguel A. Rodríguez, Ayuso,…) Renault, Núñez Feijóo. Y cambiemos la frase: «Qué escándalo, he descubierto que aquí se habla de modificar el delito de sedición». Conclusión, se pasó, dicho por ellos, maldita hemeroteca, de nada tiene que ver la renovación del poder judicial con una reforma legislativa que ha de pasar por el Congreso, a una charlotada en la que se junta la hipocresía, el cinismo, la estupidez y reconocimiento de que eres un ignorante ya que si es verdad que no sabías nada de lo del código penal y eres el líder de la oposición… Califiquenlo, y sin necesidad de escucharle lindezas como que Orwell andaba escribiendo «1984» en 1984 (https://www.youtube.com/watch?v=e_MYNmqvNw0) o el sudoku del padre y el hijo (https://www.youtube.com/shorts/UGoTs_jaeBs)

Mantengo una tesis hace tiempo que quisiera compartir y que, como todas las tesis es discutible. Y vaya por delante que no señalo, ni hablo de repeticiones históricas ni nada por el estilo.

Es evidente que la derecha española actúa de una manera muy determinada cuando se encuentra en la oposición llegando, como es el caso, a incumplir la ley. A partir de esa premisa cualquier medio es lícito. Como no practico el presentismo, leer el pasado en clave de presente, cosa que si que hacen otros y a eso iré en mi próxima entrada, sitúo las cosas en su época.

Hubo un tiempo en con el control social de caciques y mental de la Iglesia era suficiente y, el cumplimiento de la ley algo casi aleatorio. La izquierda llegó al poder por primera vez en 1931 y la derecha descubrió que el espacio parlamentario era un lugar adecuado para organizar maniobras de torpedeo amparados por unos medios escritos de probada confianza. Y llegó el 36, eran tiempos de violencia en toda Europa y en España la derecha perpetró el supremo acto de ir contra la ley, el orden, la Constitución, el sentido común y todo lo que se les ocurra, un golpe de estado que desembocó en guerra civil. El caso era tener el poder como fuera. Después llegó el oasis de cuarenta años del incumplimiento de las leyes naturales y de los derechos humanos generando sus propios principios, Fundamentales del Movimiento, claro, y el Fuero de los Españoles, súbditos que éramos, no ciudadanía.

Y, hoy día, en que lo de los caciques y la Iglesia, aunque ambos lo intentan, la violencia armada es un anacronismo en Europa, nuestra derecha vuelve a perpetrar un nuevo incumplimiento de la ley con la intención de torpedear al gobierno sin importarle las consecuencias para el país, amparados en un batallón mediático y en la cobertura que las redes dan a mentiras y barbaridades… Blanco y en botella: golpe de estado.

Y es que, no lo olvidemos, porque ellos no lo hacen, ganaron la guerra y eso quedó en su código genético.

2 comentarios en “Feijóo, Casablanca, la guerra civil y el poder judicial

  1. Siempre he pensado que además es significativo que en Alemania e Italia el fascismo se hizo con el poder a través de las leyes de una democracia, que luego usaron contra la propia democracia. La democracia no es solo unos (imprescindibles) instrumentos institucionales, sino una cultura política y unos valores, por eso resulta a menudo tan frágil y tan imprescindible cuidar la educación en valores, en las escuelas y desde las tribunas públicas.

    En España se hicieron con el poder con la máxima violencia política: por un golpe militar de Estado y una guerra civil, que en sí desmentía su reclamación de representar al verdadero país frente a amenazas y contubernios extraños.

    No estoy en absoluto alabando a Hitler o Mussolini, pero si señalando una diferencia que está diciendo algo sobre los países de referencia. Algo sobre ese ADN de la derecha española. Hace falta más de una o dos generaciones y las circunstancias oportunas para cambiar eficazmente el ADN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s