Sostenella y no enmendalla: cal viva y memoria

 

Aunque pueda parecer que voy a hablar del rifirrafe de la cal en las Cortes no es mi intención ya que muchos ya han dicho la suya y, por cierto, el líder de Podemos no sale muy bien parado. Yo me referiré al día después en el que Felipe González responde que no sabe porque el nuevo diputado tiene esa carga de rabia y odio. Y lejos de zanjarse la cuestión por aquello del “sostenella y no enmendalla” (esto no lo dijo Rajoy en su arcaica intervención) va Iglesias y responde a Felipe en uno de sus medios favoritos, el twitter, lo siguiente: “La memoria no es rabia ni odio”. Ya nos regaló un par de veces con aquello de que a partir de ahora se iba a escuchar LA VERDAD (con mayúscula) o que a ustedes no les gusta que les digan LA VERDAD (otra vez con mayúscula) pero ahora viene con la memoria. Uno de mis temas favoritos, la sabiduría histórica de la que presume la nueva política y que ya ha sido motivo de otras entradas sobre Colau (https://nitantitoasi.com/2015/10/12/ada-colau-y-el-genocidio-americano/) o Rufián (https://nitantitoasi.com/2015/12/10/hasta-los-huevos/).

Les envidio, nada me gustaría más que hablar con tanta seguridad, con tanta claridad de ideas, la VERDAD dicen, cuando doy una clase de Historia. Esto fue así, esto es lo que ha de quedar en la memoria y si duele, que duela, porque no hay peor ignorante que el que no quiere escuchar al que dice la VERDAD.

Se que me repito, otras veces he lanzado exabruptos, pero me puede el pesimismo de la razón, basta una tribuna, para que todo el trabajo del Historiador (y esto si lo pongo con mayúsculas) se envíe a las cloacas de la sinrazón. ¿Porqué no les pasa a los médicos o los ingenieros?.. O quizá sí, igual la nueva política es especialista en todo. Ya sé que servirá para poco pero a título informativo diré que hay magníficos estudios de violencia política en España y en ellos se recoge lo siguiente por si Pablo lo quiere utilizar aunque seguro que lo sabe que para eso la Historia es una y sólo merece una visión, la suya: José Ignacio Krutxaga Elezcano, y sus dos complices, Lierni Armendariz y Fernando García Jodrá, justificaron su crimen durante el juicio en el que fueron condenados a 33 de prisión, dos años después: «Hoy hemos sido juzgados por la muerte de Lluch, el ministro de los GAL…, nosotros no olvidamos ni olvidaremos que Ernest Lluch fue un miembro del Estados de los GAL. Gora ETA y visca la terra». Estos también decían la VERDAD, doliera a quién le doliera.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s