La tumba de Machado

Vaya por delante que todo el mundo puede de ir a donde quiera y visitar lo que quiera, faltaría más, pero también es evidente que cuando según quien se fotografía y se hace publicidad de ello es que algo se pretende. Que el el anterior president y el actual, de la Generalitat, vayan a visitar la tumba de Machado no tendría mayor importancia si no fuera por los antecedentes que los adornan y que es lo que me empuja a escribir unas líneas.

No hace mucho el poeta Antonio Machado que tiene calles en la mayoría de ciudades y pueblos de este país, incluida Cataluña, fue puesto en la picota tras aparecer en la lista de aquellos a los que había que retirarles el honor por ser “españolista y anticatalanista”. Cierto es que no estaba sólo ya que se tachó a Goya y Quevedo de “tener perfil franquista” y que la presencia de Larra, Lope o Góngora se debía a un modelo seudocultural, por supuesto, también franquista…. (Los puntos suspensivos son por si alguien está aún releyendo el asunto para creérselo) Era entonces president Carles Puigdemont. Tengo entendido que ante el ridículo sumo y el esperpento (se olvidaron de don Ramón María del Valle-Inclán) la cosa se diluyó aunque no andaba lejos ese artefacto de crear fakes que es el Institut Nova Historia abundantemente regado con dinero y premios por la Generalitat.

Hay más, siendo president, eso sí, “vicario”, Quim Torra, se produjo otro hecho. Durante el primer homenaje de un gobierno español al exilio republicano se presentaron un grupo de energúmenos majaderos llamando fascistas a los familiares que habían acudido. Era en Colliure, el lugar donde está la tumba de Machado y cerca del campo de concentración de Argelés donde se confinó a aquel exilio que había combatido durante años a la bestia y había perdido. Era por entonces cuando un Quim Torra exultante decía que nunca castigaría a un independentista por sus acciones. Obviamente la libertad de expresión amparaba a los que chillaban pero no fue ético, para algunos se quedará corto, pero la ética crea espacios de justicia y libertad y aquello fue muy injusto para miles de personas y por mucho tiempo que pase y mucha patria que se nombre, ni Dios hará que lo sea…

Y ahora los dos se fotografían delante de la tumba y hacen pública ostentación de ello. Ahí están delante del supuesto anticatalanista, masón y simpatizante socialista. Ellos, dos nacionalistas de raigambre carlista y con escritos supremacistas a sus espaldas… Pero sigo diciendo que pueden ir donde quieran, pero es el simbolismo ¿Acaso están comparando huir en el maletero de un coche después de decir a los demás que vayan a los despachos y tras vulnerar Constitución y Estatut a pesar de múltiples avisos con cruzar la frontera con un manta por equipaje junto a miles de personas después de perder una guerra originada en un golpe de estado contra un régimen democrático legalmente constituido? ¿Está comparando la legalidad republicana con un conflicto que tiene su origen en los deseos de entronizar dinásticamente en Cataluña a una familia hoy toda ella imputada y alguno ya condenado? Quizás me esté pasando pero cuando alguien cuelga una foto en Instagram deja de ser suya y cuando alguien como ellos lo convierten en noticia de prensa es evidente que algo se pretende…

Y finalmente la parte surrealista de este esperpento que vivimos y que reconozco puede ser excesiva pero más inocente que lo que hacen. Puede que sea la antesala de algún informe del Institut en que se afirme que en realidad el sevillano Antonio Machado era setmenatense, de nombre Antoni y apellido Tacat (el censor quitó la n para que se notara menos) Y la última, dicen, y no tengo porqué dudar de ello, que van cuando pasan por allí pero me puede la imagen de ir ambos con el móvil y el “maps” buscando el lugar. No en vano son herederos de aquel president de la Generalitat, que quiso ser fundador de dinastías, que hace años se presentó en Nou Barris en un concierto de los chunguitos diciendo que escuchaba cintas (eran otros tiempos) de ellos en el coche oficial. La imagen de los guardaespaldas recorriendo mercadillos y gasolineras en busca del preciado material es impagable para que luego dijera que le cantaran “Mama” que le gustaba mucho. Para los que no lo recuerden fueron echados él y su séquito a gritos del escenario por que hay cosas que no se pueden consentir.

Un comentario sobre “La tumba de Machado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s