Sopa de ganso

Los que tenemos una edad vimos los sábados a mediodía muchas joyas del cine, entre ellas todas las películas de los Marx. Recuerdo especialmente esta, la delirante y surrealista “Sopa de ganso” (Duck soup,1933) quizás con “Una noche en la ópera” el paradigma del humor Dadá. El argumento es el siguiente y que conste que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Rufus T. Firefly (Groucho) es un extraño personaje que llega a ser presidente de Libertonia, porque el antiguo presidente es destituido del cargo por problemas con la administración y desavenencias con los mandamases del lugar, sobre todo la viuda millonaria Gloria Teasedale (Margaret Dumont). El país vecino, Sylvania, amenaza con la guerra y aunque se trata de hacer la paz, Rufus, en situaciones hilarantes ampliadas por la presencia de los espías Chico y Harpo la impiden provocando el conflicto para terminar en un juicio monumento al arte del absurdo.

Y aunque hace tiempo ya titulé un artículo así hablando de Cataluña en los tiempos del 9N, parece hace mil años, no me resisto a utilizar el mismo símil.

Estos últimos días he recordado la película tras la llegada de la “nueva normalidad, perdón “fase de recuperación”. Y es que Cataluña empieza a recordar a Libertonia. El president se pega tres meses tras reunirse con el presidente del gobierno reclamando unas competencias que ya tenía presumiendo de la eficiencia que tendría el sistema si fueran sus gestores, lo bueno es que nunca han dejado de serlo. A continuación le dicen al conseller de servicios sociales que no se ocupe más de las residencias, ¿pero no habíamos quedado que estaban intervenidos o algo así?, ¿surrealista? No, lo siguiente. Que sin injerencia del gobierno todo se hubiera hecho mejor, su portavoz se pone delante del micrófono y sin rubor dice que con en una Cataluña independiente habría menos infectados y menos muertos. Un conseller de interior que se vuelve loco porque envían un millón setecientas catorce mil mascarillas. Dimite el director general de salud pública, setenta y cinco días para cambiarlo en plena pandemia, normal y, por supuesto de probada fidelidad al pensamiento único. Y, a todo esto, ruedas de prensa impasible el ademán, seguros de sí mismos, con superioridad moral, con el rigor que da el conocimiento de lo que hay que hacer y controlando la indignación de saber que hay quién te impide hacer las cosas. Es fascinante hablar sobre algo que no tienes ni idea como si supieras, actors studio seguro…

Pero se acabó y la Generalitat se hizo cargo (para su desgracia y la nuestra habría que decir) y oh, maravilla de pasar más tarade que otros a fase 1 y fase 2, en 24 horas y triunfalmente y con toda solemnidad el president Torra anuncia que la 3 es una minucia que se pasa en 24 horas. Comienzan los rebrotes, un día, dos, tres, cuatro, no hay noticias, cinco, seis, habrá que llamar a LLeida,. no que el alcalde es de ERC… Han sido los temporeros, salvados. Esos tipos que nadie sabe que cada año van a la fruta y como viven. Tranquilos que sale la consellera y dice que la mejor manera de no propagar es no infectarse, eso sí el virus es brutal, brutal, brutal… (hay que contar cuantas veces lo dice en cada comparecencia) ¿Y los rastreadores? Contratamos a Ferrovial para que lo hiciera por teléfono pero alguien se dio cuenta que no cuadraba con tener “Els segadors” de fondo todo el día y se canceló el contrato ¿o no? Barcelona los ofrece ¿cómo osáis? No nos hacen falta, está escrito… en algún lado, pero está. La alcaldesa del Hospitalet se entera por la prensa que tiene un brote, llama y que no se preocupe que está controlado. El president desaparece. Rueda de prensa a tres para explicar las medidas, tan caótico como el juicio de los Marx. Fin de la rueda de prensa todo consejos, el principal confinarse. Esto se puede deber a que cómo se ha pasado de esas maneras del confinamiento total a la ¿cómo se llama? fase de recuperación sin intermedios pues no se sabe más. Hay que obedecer…. ¿Pero no habíamos quedado que había que apretar y desobedecer? Sale el experto médico de la Generalitat y dice que no pasa nada por irse a la segunda residencia. Pero deja una sospecha en el aire sobre su coherencia, al menos geográfica, al decir que los países de nuestro entorno son USA, India y Brasil y que tenemos menos casos… Hay que poner en marcha la máquina de propaganda. Empar Moliner, “nos traen los temporeros de Andalucía en autocar” y hagamos correr por la Cataluña profunda que la culpa la tienen los del área metropolitana y los temporeros que nos envía España, que suene el himno nacional. Y hay que echar la culpa a los jóvenes esos que el departament de Ensenyament ha desperdigado más que nunca para hacer la selectividad, especialmente los de los barrios menos,… no lo diré. Cerremos todo otra vez, el mundo de la cultura salta y Gabriel Rufían contrataca, habría que decirle que la consellera del ramo es de ERC y, por lo tanto, la responsable que tampoco lo sabe porque cuelga el documento de protesta en la web de la conselleria contra su propia acción… Se queja la hostelería, los hoteles, los empresarios, los pequeños comerciantes ¡Que no hay Grec! ¡Ahora sí lo hay! Pues que cierren los gimnasios, los trabajadores del ramo a la plaza Sant Jaume ¿Y las playas? Brutal, brutal, brutal..¡Qué siga la fiesta! Llegan los presos de permiso y se montan unos aquelarres sin mascarilla y la traca Oriol Junqueres en TV3 con el director Sanchís relamiéndose después de haber conseguido el fin de la jefa de propaganda Mónica Terribas. “Soy honrado, soy honorable, soy buena persona y lo sabe todo el mundo y es imposible que alguien diga que soy una mala persona” todo adornado con formas curiosas de hablar “ostia” “cullons” “me he chupado” “No es fácil encontrar alguien que no le gusta lo que diga” “Soy un gran literato”… Ya se vio en el artículo sobre la superioridad genética de lo catalán, que buena persona eres. Mientras tanto Rufus, perdón el president sin aparecer. En Waterloo tambores lejanos. Rápido, que viene el rey que no venga que estamos enclaustrados ¿Y si le ponemos una denuncia al emérito por corrupción? ¡Qué buena idea! ¡Cuidado que el padre de la patria y su familia parece que son una banda criminal! ¡Maldita sea! President los mossos han repartido a los manifestantes contra el rey y Rufián se ha quejado. Buch, diles algo, respuesta los mossos no son cosa mía. Pues que los detengan y los echen del cuerpo ¿Y a los que han cortado la vía de AVE? pues colgad la pancarta de libertad de expresión, son patriotas apretando… ¿Y si pedimos la comparecencia de Sánchez, Illa e Iglesias por la gestión de las residencias? Pero si es totalmente nuestra, ya pero igual ellos no lo saben…

Cómo añoro Libertonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s