¿Quo vadis Felipe?

GONZÁLEZ INAUGURA EL SEMINARIO "EL NUEVO TRATADO DE ESTABILIDAD EN LA UE"

Empezaré diciendo que respeto a Felipe por lo que fue y representó. No soy de los que se genuflexionan delante de ídolos de barro, ni tampoco participo en inquebrantables adhesiones porque somos seres humanos y tenemos imperfecciones que esparemaos corregir en otros. Y entiendo a todos aquellos que le acompañaron en la aventura de hacer pasar de la dictadura a la democracia y poner a España en el mapa de Europa. Sin embargo creo que si uno fue y es símbolo de un momento, con sus luces y sus sombras, no tiene derecho a mancillarlo porque al final queda lo sucio, el error, un interés personal que en otros tiempos no fue tal y ahora puede ponerse en entredicho.

Felipe ha vuelto a hablar rodeado de sus fieles con Susana Díaz a la cabeza, la que ahora se pasea por los platós en donde se retransmitió la decapitación de Pedro Sánchez hablando de disciplina y obediencia a su partido. Y Felipe ha tomado partido con la indudable habilidad dialéctica que le adorna después de participar en el golpe de estado, y no sólo eso, dar el pistoletazo de salida, que derribó al Secretario General del PSOE porque según él no tenía ni cultura de partido ni tenía un proyecto de estado. El viejo líder sigue mandando (aquel “me alegro” cuando le preguntaron por lo sucedido en el PSOE) y ha señalado. Sin embargo Felipe y los suyos, por mucha cultura de partido que tengan olvidan que es el de hace años, el de que ellos conocieron y cincelaron a su imagen. Hoy la militancia es otra cosa aunque piensen que se impondrá el orden y la disciplina y que cuanto más trade sea el congreso más se diluirá la figura de Pedro Sánchez.

Hemos vivido las elecciones USA. Allí ante la previsible nominación de Sanders, un socialdemócrata, su partido cambió las normas de primarias para que no fuera así y ganara Hilary. Ante el escándalo los votantes de Sanders volvieron la espalda a los demócratas y, o no votaron o votaron a Trump. Pues bien, Felipe ten cuidado porque los votantes socialistas después de lo sucedido pueden dar la espalda al partido no votando a tu candidata o pasándose a “Podemos”, curiosamente aquello que se quería evitar.

Con Felipe el PSOE tocó el cielo, con Felipe el PSOE puede morir, eso sí, con mucha cultura de partido y mucho sentido de estado.

2 comentarios en “¿Quo vadis Felipe?

  1. Julian Picazo Jimenez

    Que asco me das Felipe. Yo fuy Felipista, Guerrista. . . y Socialista. Hoy no se lo que soy. Me aveis quitado la ilusión y la esperanza. Siento verdadero asco hacia nuestras personas y todo lo que OS rodea. No OS merecéis ni pena ni lastima. Solo OS merecéis desprecio.

  2. Pingback: Es la ética, idiota – Oussama Saadoune

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s