Son los maestros y las maestras, estúpido

20070418klplylliu_404_ies_sco1

Cuentan de manera apócrifa que al ir a tomar una población Franco ordenó fusilar a los maestros y los farmacéuticos y a lo que el asombrado responsable del asalto preguntó ¿Y porqué a los farmacéuticos, mi general?

Sirva esta anécdota como introducción a un artículo que no va a ser precisamente optimista y que también quiero que sea homenaje a todos aquellos docentes que por estas fechas de hace 80 años morían “a causa del Movimiento Nacional existente” tal y como rezaban sus partidas de defunción, cuando las había.

Y la cosa no ha mejorado mucho porque tras lo ocurrido en Turquía, que algún día nos aclararán qué pasó, uno de los primeros grupos detenidos y depurados ha sido el de la enseñanza, se habla de 2300. El caso es que de nuevo el objetivo es ese grupo de gente que se ve que maliciosamente se mete en el cerebro de infancia y juventud y, sin ningún rubor los adoctrina.

El otro día me contaron un chiste

-¿Y tú porqué eres de izquierdas?

-Por una maestra

-¿Te adoctrinó?

-No. Me enseñó a leer

Y no sólo a leer, juntaletras hay muchos. A pensar y ser críticos. Porque ese el objetivo de la enseñanza además de formar buenos profesionales. Pero ya he dicho que no era un artículo optimista y es porque me temo que junto a magníficos y magníficas profesionales hay de todo, desde adoctrinadores convencidos de la labor de construcción nacional que están realizando, a cumplidores de horario en sentido estricto con bajas acumuladas una tras otra. Y es que ninguna profesión está libre de nada, la sociedad es como es. Pero además no hay más que mirar alrededor para darnos cuenta de que algo no está funcionando bien viendo quienes son los que en estos momentos ocupan los olimpos políticos y gobiernan y pueden llegar a gobernar, y no por su gestión, siempre opinable, sino por sus formas y sus procederes que en cualquier escuela serían corregidos, y sus comentarios y ¿razonamientos? que puestos en cualquier examen sería motivo no sólo de insuficiente sino de muy deficiente, cero. Y empiezo con la lista por orden. Donald Trump, en palabras de mi admirado Michael Moore “este miserable, ignorante, payaso a tiempo parcial y sociópata a tiempo completo”, puede ser perfectamente presidente de la primera potencia mundial. En Gran Bretaña hay una nueva primera ministra, Theresa May“Me gustaría que dejáramos de seguir el Acta de Derechos Humanos porque tenemos algunos problemas con ella” y su ministro de asuntos exteriores el inefable Boris Jhonson uno de los responsables de la fábrica de falsedades que han llevado a la salida de Gran Bretaña de la UE. Pero sigamos. Aquí tenemos un presidente de gobierno de cinquillos, según su cartilla escolar, y que lee “Marca” que dice que la única salida del bloqueo institucional es que haya gobierno, en ese momento se hizo la luz en el país y lo entendimos todo. O cuando nos regaló aquello de «Tenemos una gran nación, y sobre todo tenemos algo que es muy importante: tenemos españoles». Pero luego están otros, que Rufián de ERC haya llegado a diputado dice mucho de esta sociedad, última rueda de prensa con chicle incluido, además de sus comentarios sobre la constitución y todas esas lindezas que le hubieran hecho repetir varias veces segundo de la ESO. Otro como Domenech que ya le puedes poner delante que 2 y 2 son cuatro, lo niega, lo niega y lo niega haciendo curiosos razonamientos y a base de ecuaciones resulta que puede haber un gobierno, donde esté él, por supuesto, que sale con menos diputados de los que suman los que dirían que no. El impagable espectáculo que nos da Junqueras que le da igual dar una cifra que otra, el president Puigdemont subido en la épica diaria, por no hablar de los de la tribu de la CUP y sus   curiosas teorías sociales.Y así podríamos continuar hasta llegar a alcaldes, como el de Cádiz, uno de estos maestros que sólo vio el aula dos meses, concejales y quien sabe cuantos mas. Ya no es necesaria la preparación y, como la ignorancia es atrevida, pues nada allá que te va. Y el caso es que ahí están. Y, si nadie lo remedia la extrema derecha se extenderá por Europa porque tras este populismo ignorante lo que nos espera históricamente es la seriedad extrema y patibularia que no sólo es ignorante, es que lo airea y lo practica.

Sostengo una teoría algo peregrina sobre el hecho de esta llegada masiva  al mundo de la política (y no entro en la discusión de la profesionalidad y todas esas cosas): la anarquización de las masas. Se vota para romperlo todo, situación seguramente motivada por la desconfianza, ganada a pulso, de una clase política abandonada al quietismo y a verlas venir mientras la economía dirigía el barco. Y, aquí en España, creo que hubo un experimento a ver que posibilidades había de que cualquiera pudiera llegar a esa política (que otro día teorizaré sobre el favor que todos estos hacen a lo poderes fácticos) y fue cuando se votó canción para eurovisión (vaya por delante que no me gusta) y ganó el Chiquilicuatre ante el escándalo de muchos y la desesperación, supongo, de los que cantan de verdad. El caso es que se votó para liarla y se lió. Alguien organizó eso y, si no lo hizo, pensó que lo podía aprovechar… Resulta absurdo ¿no?… Probablemente.

Vuelvo a los maestros y maestras, las luces de la República, los llamaban. Los que debían en palabras del inolvidable don Leandro de “La lengua de las mariposas” hacer que una sola generación creciera libre en España para que nadie pudiera arrancarles la libertad. Pero, por lo visto, no hemos hecho bien nuestro trabajo o no nos lo han dejado hacer bien. A veces me escucho y me veo pecando de elitismo y no me gusta, pero es tanto lo que nos jugamos. De todos los que he nombrado más arriba no sé si es ignorancia o quieren engañar. Y si hay semejante masa de engañados, lo  dicho ,debemos pensar que no sólo se trata de tener prestigio como profesión, sino de hacer que la tenga cada día practicando ese sentido racional y crítico que ha de tener como objetivo una sociedad más libre, más justa y más igualitaria donde todos ejerzamos y podamos ejercer nuestra profesión con el máximo aprovechamiento para los demás porque eso significará que yo puedo esperar eso mismo de los otros… ¿Utopía?… Ya se encargan muchos de matarla en la escuela, “eso es útil y eso otro distrae, no vale para vivir”

Hubo un tiempo en que se pensó que la gran revolución era la educación, que debía y nos debe desarrollar como seres humanos. Hoy se quiere formadores de tecnócratas, engranajes de una cadena, ya hay quien sabe y dice verdades absolutas, el retorno del dogma…

Ochenta años de nuestro genocidio de maestros y maestras. No olvidamos.

Un comentario en “Son los maestros y las maestras, estúpido

  1. Muchas veces me pregunto de como sería este país si el Gobierno republicano hubiera seguido gobernando. Llevaríamos años siendo ciudadanos libres porque esos maestros y maestras empezaron a ilustrar, a enseñar tanto a niños como a niñas lo que significa tener conocimientos para tener pensamientos críticos. ¡Cuánto machismo nos hubiéramos evitado! Además de que seríamos ciudadanos con cultura democrática. Siempre mi admiración por esos maestros y maestras que fueron asesinadas por intentar formar personas libres, ese fue su único delito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s