Claro que sabíamos lo que pasaba en Cataluña

 

erwr Lo de los Pujol no sé si merece un artículo, una novela o guión de culebrón porque argumento tiene y del bueno. Desde que el patriarca, el ya ex-Honorable President confesó lo de la herencia no declarada desatando las furias, porque parece ser que va más allá de un abuelo que veló por la seguridad económica de nuera y nietos, las ramificaciones del caso comienzan a ser tantas y tan complicadas que el nudo lejos de aflojarse se complica. No dejan de salir nombres, de tal manera que quedan al descubierto negocios de hijos, amante despechada, testaferros, hermanas engañadas, yernos que se suben por las paredes, que la más sagaz florista del mundo no era tal, bolsa de dinero arriba y abajo da igual Andorra o Chile, boda de nieta de ex-honorable con millonario mexicano, consellers y ex-consellers, empresarios, ¿qué coño es la UDEF? La Vanguardia nos traiciona, los periodistas del régimen tratando de justificar el martirologio y un cura hace misas para reconfortar el alma del jefe… Lo dicho, qué gran historia.

Hecha la gracia decir que son muchos los análisis que se están haciendo y se harán. A mí personalmente me sugiere algunas cosas y van en la línea de eso que se está diciendo de que “todos lo sabían pero callaban” y no precisamente por conocer los hechos, probar ilegalidades es difícil, precisamente por ser ilegales y, en estos momentos hay que darles la presunción de inocencia. Me refiero a lo que son y representan los Pujol ideológica y éticamente.

Ideológicamente nacionalistas. Hablaré sin tapujos, el nacionalismo no es ninguna ideología, es el manto que cubre el verdadero pensamiento burgués basado en la acumulación y el beneficio. El nacionalismo no es un programa electoral, ni un ideario político, es necesario disimular lo que verdaderamente hay, y ahí estaban los sentimientos patrios elevados a categoría de idea política para deslumbrar a las personas, no hay nada más fácil que el discurso nacionalista de pertenencia a una entelequia siempre superior al resto. Y como en realidad lo que priva es el beneficio a cualquier precio, el nacionalismo inventa, corrompe, se victimiza, acusa de males al ajeno, en fin: el fin justifica los medios. Y todos sabemos que los Pujol y las 400 sagradas familias catalanas son nacionalistas y burguesas. Por lo tanto ¿desengaño y tristeza al ver lo que había en realidad? No, estamos viendo la realidad burguesa.

Éticamente se pensará que no hay duda al confesar su delito y ya está. Pero tampoco se trata de eso. Es un tema de lo que tantos dicen que no existe: las clases sociales. Iré mas lejos, la lucha de clases. Llevo un tiempo dando clases de Ética y Política en la Escuela Xavier Soto y una cosa está clara, no tiene nada que ver la izquierda con la derecha y es una cuestión de ética. Para la burguesía hay una ética, la del poder y el beneficio, lo que estaban haciendo estaba y está bien porque es un derecho adquirido en algún momento de la Historia, y no es demagogia. Que nadie piense que son conscientes de un delito, es su pensamiento, la fundamentación de su hegemonía, lo tienen todo permitido. Ellos pueden llamar delincuentes a los que cobran el PIRMI, buscar a los defraudadores (aún estamos esperando la lista) mientras viven en su mundo de favores y prebendas. Nacidos para mandar y cualquier justificación es buena. La ética de la honradez y la radical separación entre lo bueno y lo malo no es para ellos, son los fuertes, los que han forjado la sociedad a su imagen y semejanza, los que pueden construir su propia moral y su triunfo es haber inculcado sentimientos en lugar de ideas, irracionalidad en lugar de racionalidad al pueblo a través de todos los medios a su alcance, mientras ellos se comportan con toda la lógica de su clase. Y ahora vendrá el martirologio, compasión, dijo el actual President. El antropólogo Levi-Strauss dijo tras la derrota de Vietnam que los americanos la terminarían convirtiendo en victoria, cosa que sucedió. La máquina está en marcha.

Claro que sabíamos lo que pasaba en Cataluña, por nacionalistas y burgueses…. Y me importa un pito lo del lenguaje rancio.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s