Macarena de Salobreña y José Antonio Primo de Rivera

La historia no se repite, pero rima (Mark Twain)

Macarena Olona. que ahora se hace llamar Macarena de Salobreña, diputada de VOX, se ha despedido del Congreso y lo ha hecho por todo lo alto y descubriendo sus cartas, cosa que sería de agradecer. Y digo «sería» porque muchos no se van a dar ni cuenta que con todo descaro citó, en claro tono de homenaje, al fascismo histórico español. Y continuo diciendo «sería» porque si en España (y no sólo en España) se pudiera enseñar, hablar de lo que fueron los autoritarismos, sus formas, sus consecuencias y también, la necesaria y cerrada defensa de la democracia, quizás la más que evidente simpatía que levantan cada día no sería tal. Y vaya por delante que la cosa no es tan sencilla. La alarma que me despertó el leer que hay cada vez más personas del mundo de la filosofía que apoyan a VOX. Repasar la historia y de nuevo preguntarse como un narcisista paranoide pudo dominar élites políticas, con un programa de odio y genocida y obstaculizar todas las oportunidades de que su país fuera destruido física y moralmente. A Alemania e Italia me refiero, añadir los que se quieran. O ver con que entusiasmo se llama a la autodefensa de la población por parte de Santiago Abascal con la nefasta casualidad de decirlo un día antes de la matanza en la escuela de primaria de Texas. Aunque supongo que reforzará el argumento, si el profesorado hubiera estado armado, incluso el alumnado… Lo ha dicho un fiscal norteamericano.

Hay una frase del discurso de Olona que ha llamado mucho la atención y es evidente por qué, pero me gustaría hablar de lo que rodea a la cita y de esa en concreto que, ya desvelo, pertenece al discurso de José Antonio Primo de Rivera en la fundación de Falange Española el 29 de octubre de 1933.

En primer lugar la puesta en escena. Se cambió rápidamente poniéndose una camiseta de Piolín pero con cuernos y cabreado, llamamiento a las fuerzas de seguridad, cuerpo armado. Y coincidiendo con José Antonio en dos cosas, esos peinados planchados y apretados y en el «de». Sí en el «de» que ahora Macarenea a añadido, Macarena de Salobreña. Los primos que vivían al lado del río acabaron siendo los Primo de Rivera. Eso del «de» siempre añade algo más, una referencia geográfica de noble raigambre. Agustina de Aragón, Cayetana de Alba, y también de folclorismo que también es parte del asunto, Marifé de Triana, Isabelita de Jerez,…

Y ahora vamos con el final de su discurso:

«A sus órdenes españoles. Sin novedad en el servicio. Y a todos vosotros, familia de VOX, españoles. Ya hemos alzado la bandera, ahora toca defenderla con alegría. Desde Andalucía, por Andalucía y por España ¡Viva España!»

A) A sus órdenes españoles: evidente referencia militar que encierra determinadas cosas, las virtudes castrenses, del victorioso ejército del 39 por supuesto, no tratemos de explicarle a Macarena que el ejército español era el de los leales al gobierno.

B) Sin novedad en el servicio: a España, por descontado. Y uno no puede más que recordar aquello de Moscardó cuando fueron liberados tras resistir el asedio de las hordas rojas: «Sin novedad en el Alcázar»

C) Y a todos vosotros, familia de VOX, españoles: Familia, núcleo fundamental y recurrente del imaginario de VOX y, además «todos» y «españoles». Dadle la vuelta y muchos recordarán quien fue el inventor de aquello de «españoles todos». «Españoles» forma de llamamiento, incorporaros, luchad y por ende, odiad, eliminad…

D) «Ya hemos alzado la bandera, ahora toca defenderla con alegría»: la joseantoniana frase que unida a otra que también utilizan, «No parar hasta conquistar», esta de Ramiro Ledesma, fundador de las JONS, dan muestras de la inspiración ideológica. Después supimos que significaba esa «alegría» de Falange, primero el pistolerismo y lo de la dialéctica de los puños y las pistolas, después su actuación durante la guerra y después la dictadura. Una recomendación, escuchen algún discurso de la hermana, de Pilar Primo de Rivera y cierren los ojos y a más de uno le vendrá ala mente en tono y forma una presidenta de una comunidad autónoma muy en el centro del estado.

E) «Desde Andalucía, por Andalucía y por España ¡Viva España!» : Más que los gritos, las formas. Brazo alzado agarrando la carpeta de VOX, supongo que porque así no acababa de terminar con el gesto que el cuerpo le pedía, pero no desesperemos que tarde o temprano…

Si no fuera por la seriedad de lo que representa sería de chiste, pero no hay que caer en la caricatura.

No es la primera vez ni la última que un grupo ejerce una pulsión destructiva. Que aun sabiendo lo que es vamos a probar otra vez y, si no lo sabemos, esas cosas chulescas, de golpe rápido y certero de infalibilidad absoluta, a la gente parece que le gusta. La Primera Guerra Mundial estalló en medio de una oleada de entusiasmo con alabanzas a lo higiénico de la guerra, estados enteros cayeronen la década de los 20 y 30 del siglo XX bajo la fascinación de esos narcisistas paranoides que antes mencioné. La destrucción y el desastre vacunaron por un tiempo pero de nuevo la amenaza está ahí y con un agravante. Esta gente no propone nada y repito en mayúsculas, NADA, sólo señala enemigos, indica el camino de odio y lo niega todo, a todo es «NO». Su idea es terminar con todo y ese «nihilismo» que después no propone nada es sólo el animal uso de la fuerza contra todo y contra todos, la sustitución del derecho natural por la ley natural. El triunfo de la irracionalidad y la jerarquía, el orden social de siempre, Dios, patria y familia, hombre a trabajar y mujer a tus faenas dando hijos a la patria «A sus órdenes españoles. Sin novedad en el servicio».

Mirar cómo crecen porque es fruto de las circunstancias, justificarles cualquier insignificancia, achacarlo a un imponderable político y social… ¿Vamos a dejar que entren en las instituciones y se apoderen de ellas sin mover una pestaña? No quiero resignarme a un «no hay nada que hacer». No tengo la fórmula, ojalá, pero de verdad la historia no se repite pero rima y, si para algo sirve, es para hacer casos de los avisos que nos han dejado.

Un movimiento totalitario amenaza la convivencia y la política española, europea y mundial, tenemos experiencia de ello ¿Qué vamos a hacer?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s