“Tiempos Modernos” Charles Chaplin

Última entrada dedicada a lo acontecido en Madrid, espero.

Lo sucedido en la campaña y su resultado final lleva a muchas reflexiones. Esta va de liderazgos y de la delgada línea roja que separa el populismo de la esperanza, tan delgada que invita a la confusión.

Es indiscutible que los discursos enaltecedores forman parte de la historia y que el halo de muchos líderes se mantiene gracias a lo dicho más que a lo hecho. Líderes de todo pelaje y condición ¿Alguien puede dudar que Hitler era un gran orador? ¿O Churchill? ¿O Kennedy? ¿O Allende? ¿O Fidel Castro? este último un poco excesivo en los tiempos. Discursos para la historia en momentos cruciales que insuflaron esperanza, que merecían ser escuchados y que conectaron con la gente, desde el “sangre, sudor y lágrimas” a “la nueva frontera”. Y qué, además, tenían contenido, y esa es la delgada línea roja que separa la política y el populismo.

La política tiene una parte de emocional y una parte, llamémosle racional, más seria, la obligación de ordenar las sociedades y, si hablamos de democracia, garantizando derechos, demandando obligaciones como miembro del grupo preservando la libertad, la igualdad de oportunidades y la solidaridad. Con lo cual podemos concluir en que el liderazgo político es aquel que emociona con contenido, con forma y fondo.

Variantes y que cada cual elija el ejemplo que quiera.

  1. Con forma y sin fondo: discurso emocionales, puramente populistas que buscan conectar con el deseo más perentorio de la audiencia. Escarban en ello y lo elevan a categoría identitaria. Probabilidad muy alta de incapacidad para mantener ese discurso en el tiempo por falta de concreción en algo

2. Con fondo y sin forma: Más propio de una conferencia de especialistas interesados por un tema. Muy serio lo propuesto pero sin emoción. Gestión segura pero siempre pendiente de aquello de “es bueno, pero no se sabe comunicar”

3. Con forma y fondo negativo: discurso totalitario ¿Alguien puede negar que Hitler decía las cosas muy bien y además hacía lo que decía?

4. Con forma y fondo positivo: discurso democrático. Pensemos, por ejemplo, en el “New Deal”

La ciudadanía espera buen gobierno pero también quiere que se le ilusiones con la palabra que explique ese buen gobierno.

Las campañas electorales hace tiempo que no se basan en promesas, seguramente estamos en una etapa, como siempre que hay una crisis, que necesita de liderazgos fuertes e ilusionantes. Los votantes están más pendientes de lo emocional, de que alguien les de esperanza y para eso está la palabra. Ya Aristóteles dijo que la palabra no era el objeto, algunos escuchados últimamente creo que si lo piensan. Pero las palabras por sí mismas son algo y duelen o alegran, no es lo mismo te quiero, que no te quiero, no es lo mismo culpable que inocente… Una palabra a tiempo anima, una a destiempo produce otra cosa.

Entonces ¿es una fórmula matemática? No. Pensemos en Churchill, discursos más que preparados, emotivos, paseos después de los bombardeos haciendo la señal de la victoria y ganando la guerra. Euforia popular tras la victoria. A continuación perdió las elecciones. La nefasta gestión de la defensa en los barrios populares le pasó factura. Vamos con otro caso más cercano, los lloros de la consellera de salud de Cataluña en rueda de prensa y la foto a lo dolorosa de Isabel Díaz, dos situaciones en las que uno puede pensar que si estas son las que han de sacarnos del entuerto vaya panorama. ERC no recibió castigo y el PP en Madrid ahí está.

Lo que quiero decir es que no es una ciencia exacta. Pero quizás una clave esté en ese fracaso de Churchill durante la guerra, nadie discutió su liderazgo pero sí sus acciones de gobierno. Por lo tanto, hay que pensar que un buen discurso apelando a los sentimientos acompañado de una gestión de los hechos acorde con esa ilusión, debería funcionar.

Pero volvamos a la línea roja porque es liviana y atravesarla cuesta muy poco y aquí es donde entra la ética porque, al final, va de eso tan etéreo que, de no tenerla, no pasa nada, no hay castigo penal, puede haberlo electoral, pero visto lo visto no es así. Sólo la ética que, para algunos, no tiene que ver con la política es lo que diferencia un discurso serio y vibrante, de una pantomima vibrante. Y pienso sinceramente que es parte indisoluble, porque cuando la ética abandona la política ya no lo es, se podrá parecer, pero es otra cosa, y ciertamente, con ese sucedáneo se puede conseguir mucho. Muchas expresiones lo describen “maquiavelismo” “no tener escrúpulos” “perfidia” “retorcimiento”… Pero hay a quien le resulta efectivo y gana elecciones. Otra cuestión es si se consigue mantener esa “anormalidad” como “normalidad”, ejemplos ha habido, siempre nefastos, pero existen, miremos la historia de la Europa contemporánea y actual.

En Madrid la candidata ganadora ha conectado con la gente. Sus mensajes podrán parecer baladís, pero ha conectado. En la anterior entrada (https://nitantitoasi.com/2021/05/06/siempre-estuvo-ahi-una-reflexion-teorica-de-lo-sucedido-en-las-elecciones-de-madrid/) reflexionaba sobre las ideas que andan por ahí olvidadas o utilizadas para otros fines que, en un momento determinado son recuperadas con acierto conectando con el sentir general. Es el mérito de Díaz Ayuso. No hace falta que repita sus eslóganes, ustedes lectores deciden a cual de los cuatro descritos pertenece.

Un comentario sobre “Liderazgos y líneas rojas

  1. Excelente. Sólo que además es el momento histórico que se vive para acrecentar el totalitarismo. Una pandemia donde todos confinados quieren libertad y ésta se conjuga en un verbo colectivo tan abstracto que permite la oportunidad de que cada cual se lo entiende como quiera, porque está tan vacío que da brinda la posibilidad para ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s