La democracia enferma

45.pngEstuve escuchando el único debate entre candidatos a presidente del gobierno que habrá antes de las repetidas elecciones del 26 de junio. Aunque realmente no sé para qué han de celebrarse sí, según parece, está todo el pescado vendido. Los resultados ya se airean en tertulias y encuestas sin pudor y con poco o ningún viso de que puede ser diferente.

No voy a comentar lo que vimos en televisión esa noche. me considero persona leída y creo que entendí lo que decían, aunque también he de decir que me pregunté si yo era idiota en el sentido más amplio de la palabra o me toman por idiota (prefiero lo segundo evidentemente aunque siempre dejo resquicio para la primera afirmación) Lo digo porque tras el debate llegó el aluvión de encuestas y las reflexiones de sesudos analistas y comencé a ver y escuchar cosas que yo no había imaginado. Y aunque Shakespeare ya lo dijo en Hamlet (aquello tan bonito de “Hay más cosas en la tierra y en el cielo Horacio de las que tú puedas inventar con tu filosofía”) me pregunto lo siguiente ¿Es necesario que alguien nos explique lo que acabamos de escuchar? más allá ¿Es necesario que alguien interprete lo que se acaba de decir porque los mortales no hemos entendido? Y más preguntas ¿cómo es posible que tertulianos y encuestas coincidan al cien por cien con la posición del medio en estas elecciones? Ejércitos de trolls que habían tomado las encuestas de internet antes de que empezara el debate  mientras lanzaban miles de twitter con comentarios que en directo y en la barra de un bar serían para oprobio y escarnio del autor. Hice el ejercicio de visitar algunas y cuando aparecía la que no salía lo esperado se daba la voz de alarma y se asaltaba y al cabo de minutos se homogeneizaba con el resto. Tertulianos cuya gran mayoría dicen cosas que ni he visto ni he escuchado (de ahí mi sospecha socrática de que no sé nada) Y también están los que dicen que el debate no fue debate que se obviaron los problemas de la gente, que no hubo propuestas y que para eso no hace falta debatir. En ese momento pensé que había visto otra cosa. Estoy deseando que estos conocedores de la verdadera esencia del debate nos den una lección magistral de cómo se hace porque me gustaría ver uno antes de morir.

Entiendo la democracia como un ejercicio de libertad crítica en busca del bien común. Decían los clásicos que la democracia mejora con más democracia, siempre y cuando vaya acompañada de la formación necesaria para ejercerla si no, y esto lo añado yo, es débil, enfermiza y me temo que la democracia española no goza de buena salud cuando han de explicarte lo que acabas de oír, acusándote de todo si no haces caso a la autoridad opinativa de turno. Los medios han hecho su apuesta y de nuevo cito a los clásicos, o lo que es lo mismo a su oligarquía. Y me temo que nuestra democracia debilitada conduce a la falta de libertad y acriticismo ante el medio cuya infalibilidad crece sin freno y que permitirá ese triunfo de oligarquía económica y oligarquía populista que parece estar escrito en las estrellas. Incluso un diario de gran tirada encarga una encuesta como si de las elecciones se tratase ¡sobre el debate! y ¡Oh, maravilla! gana el que menos habla, menos dice,y más se oculta, pero es apuesta del grupo de comunicación.

Voy a decir algo que puede chirriar. Ya que están prohibidas las encuestas a determinados días de las elecciones ¿sería mucho pedir que se limitaran el uso de encuestas y sustituyeran las tertuliass postdebate por películas?. Más que nada porque así los que lo hayan escuchado no tendrán más remedio que reflexionar frente a lo visto y no sobre lo que quieren que veas, para eso ya están los post partidos futbolísticos ejemplo de zafiedad absoluta con entrevistas de las más inútiles que se han visto y donde todo el mundo conoce la respuesta de antemano… O esa fijación por emitir en directo algo como los atentados de Bruselas o París donde una y otra vez ves las mismas imágenes sentando en la mesa de tertulia a los que ha pillado y repiten lo que ven sin poder decir nada porque nadie sabe nada salvo el que dice repetidamente que ha estado en Rataplán o en el aeropuerto belga. En fin, alguno me acusará de querer limitar la libertad de expresión y que puedo apagar la tele si quiero. Por supuesto, lo que me preocupa es el porqué hemos llegado a esta situación y lo peor ¿tiene solución? ¿dejarán que librepensemos o las malditas profecías orwellianas están a la vuelta de la calle?

Termino con una frase de Fidel Castro que de demócrata no tiene nada “Cuéntame lo que has visto, no lo que te han contado que has visto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s