President Maragall

Hace un par de días escribí un artículo sobre Cañete y sus comentarios. No pensaba escribir nada más sobre la campaña de las europeas pero hoy me vuelvo a poner a la faena porque pienso que se han sobrepasado todos los límites de la ética política: el president Maragall en el mitin de ERC. Creo y defiendo que existen unas líneas rojas que nunca se deben sobrepasar sencilla y llanamente porque la izquierda ha de ser razonable, o lo que es lo mismo, humanista. No voy a hacer una ahora un panegírico de los orígenes de la izquierda en general y el socialismo en particular, pero sí marcar la diferencia con la derecha y veremos de que estamos hablando. La izquierda repito es razonable, humanista, tiene líneas rojas en el momento en que hay que escoger entre los seres humanos y otras cosas, la derecha es racional, su objetivo es el beneficio económico, sea como sea.

Y vamos con el hecho, la aparición del President Maragall en el mitin de ERC acompañado de su hermano, número dos de la lista y de su esposa. Todos conocemos la situación de su salud, la enfermedad de Alzheimer, por lo tanto una persona que muy difícilmente y de manera voluntaria sepa, desgraciadamente, de que se trata y pueda medir las consecuencias, cosa que sus acompañantes y organizadores del acto si saben. No todo está permitido, no todo vale, para el soberanismo tampoco. Pero ellos piensan que sí. Tuve la oportunidad de asistir a un debate sobre la independencia y un diputado de ERC a la pregunta si estar apoyando a CiU y sus políticas no era una contradicción, vino a responder que el fin justificaba cualquier cosa. Entonces me pareció escandaloso. Lo cual hace pasar a Esquerra de lo razonable a lo repugnantemente racional, por lo tanto les invito a cambiar las siglas por DRC, además estarán más cómodos defendiendo los recortes y la política económica de CiU y, no olvidemos del PP.

Pero hay más. Su hermano, al que apoyamos como a cualquier compañero siendo regidor y conceller ahora nos califica en público de “socialismo excatalanista que está fraternalmente encadenado a sus compañeros españoles”. Pues mira excompañero, déjanos en paz y como ya no eres socialista déjame que yo sí esté fraternalmente unido (un principio muy socialista por cierto) a mis compañeros no sólo de España sino del resto del mundo, aunque ya sé que esto para ti puede resultar rancio y obsoleto.

Y, por último. También estuve en el aniversario del PSC en el Auditori de Barcelona. Cerró el acto Pascual Maragall en un momento en que ya había un divorcio entre el partido y él pero acabó diciendo que los mejores años de su vida los había pasado en el PSC. Si la palabra de Pascual sirve de algo, haced el favor de dejadle en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s