Ada, me duele Barcelona

 

No suelo hablar de mí salvo para reafirmarme en mi oficio de historiador cuando alguno se mete donde no le llaman. Pero hoy voy a añadir otra más. Hace un tiempo, con el alcalde Clos fui conseller (concejal) del PSC del distrito de Nou Barris de Barcelona. Digo esto porque voy a escribir sobre mi ciudad y conocí cuestiones desde dentro, y no para decir que cualquier tiempo pasado fue mejor sino para hacer historia comparada. Tampoco voy a caer en el maniqueísmo de decir que todo lo que se hizo fue bueno y ahora todo es malo. Pero sí que al comparar quiero poner de manifiesto situaciones que el lector valorará.

Recuerdo los plenos de Distrito, siempre multitudinarios, al menos en Nou Barris, con presencia de vecinos/as y los miembros de las AAVV. Las quejas eran las de la ciudad, la limpieza, el mantenimiento, los perros o, mejor dicho, algunos dueños de perro. Un gran “casus belli” fue si el programa de apartamentos para jóvenes “10HJ” y sus bajos para uso comunitario del barrio eran equipamiento o no y donde se situaban… Esos eran los grandes problemas… Y, creo que la memoria no me traiciona, todas las decisiones tomadas tras las reuniones pertinentes con la vecindad y sus asociaciones. Reuniones a veces tensas, pero hasta en una comunidad de vecinos las reuniones son así. Críticas a que la ciudad caminaba a golpe de evento, sí. Desde luego el Forum no fue la Olimpiada aunque cuando se menciona la posibilidad de perder una feria, tiemblan los cimientos de la urbe. Pero siempre hubo una consigna con todos los alcaldes socialistas, que todos los barrios fuesen Barcelona.

En el último mandato la cosa ha cambiado. Los problemas ciudadanos de un municipio pasaron a segundo plano, se comenzó a hablar de vivienda o, más bien de pedir vivienda, de cuando se van a regularizar las ocupaciones, de bancos de alimentos y, como no, apareció el procés y todas sus terminales. Conclusión, plenos semi vacíos salvo en momentos puntuales en que alguien moviliza a gente, toman la palabra para decir lo mismo fundamentalmente para demandar pisos y ayudas (problema grave para la persona) y que el vecino que viene con su problema de siempre se sienta acomplejado.

A estas alturas ya habrá quien piense que hago propaganda. Claro que había problemas en anteriores mandatos pero el ayuntamiento de Barcelona no es cualquier cosa es una poderosa máquina cuyo único objetivo es el bienestar de la ciudadanía y tiene medios muy poderosos, si se saben y se quieren utilizar. Problemas hubo siempre pero jamás como lo que está sucediendo ahora y aquí sí voy a aseverar, por inacción que puede ser por voluntad propia o por ignorancia.

El equipo de Ada Colau llegó en volandas, recuerdo el día de la toma de posesión y también como en el primer pleno de Nou Barris (ya no era conseller hacía tiempo) muchos fueron a reclamar el piso prometido incluso el pago de los libros de texto del cole de sus hijos… Hoy a falta de un año para las elecciones ya se puede hacer balance. El ayuntamiento de Barcelona, saneado como pocos, con déficit por mucho que el primer teniente de alcalde, peronista aventajado, eche la culpa a los alcaldes socialistas. Seguridad, sólo hay que ver los vídeos de los manteros. La alcaldesa, hoy musa de los taxistas, se preocupa mucho de la competencia que les hacen pero en cambio nada dice a los comerciantes de Barcelona. Y en cuanto a lo de los taxistas excavarse un poco y se verá quien genera el problema, después le dice al gobierno que lo arregle y aparece como la heroína. Hay que reconocerle la habilidad. Un gran amigo, expreso político, este de verdad, por luchar contra Franco, enamorado del Raval desde su juventud afirma que le recuerda los tiempos en que la policía ni entraba por el lugar. Quizás dignificar urbanísticamente aquella zona no era lo necesario, o sí, pero todo lo hecho por los demás, por aquella cleptocracia llamada PSC (Colau dixit), estaba mal y había que esperar el advenimiento de Ada y su equipo. Sobre limpieza basta con echar un vistazo y se podría seguir con cifras que serían insultantes, escoles bressol, residencías, centros de día… Movilidad, en la ciudad más accesible de Europa ( y algún lugar faltará) hoy una madre con carrito no puede pasar por plaza Cataluña por no hablar de los carriles bici a ninguna parte. Un amigo experto en movilidad me dijo que lo de las bicis es lo más individualista y en algún momento incívico, no están sujetos a señales ni a normas, y sólo hay que ver aceras de ciudades como Amsterdam donde los peatones han de ir por la calzada por la acumulación de bicis. Y lo que se vino a resolver ahí sigue, pisos turísticos, procesos participativos, a decenas asistí como conseller, hoy aún estamos esperando esas consultas que se iban a hacer para todo ciertamente con procesos que se eternizan en un perpetuo “Barrio Sésamo” y sin llegar a proponer nada. Hoy se levantan calles y se ponen vallas, parece que han descubierto o quieren explotar aquello de lo que se quejaban y denunciaban… Y se cambian nombres de calle o plazas con publicidad incluso llamando “facha” a un almirante del sigo XIX.

Pero Ada Colau tiene bula. Un periodista me dijo que en las anteriores elecciones se la había promocionado desde determinados medios por el tema del procés y evitar que Trias siguiera de alcalde. Pero hoy de nuevo asistimos a una ofensiva, su amor a los taxistas, publireportajes con su infancia incluida en la cadena SER, entrevista simpática en El País,  presumiendo de española… La que llevó a los alcaldes de la AMI al ayuntamiento de Barcelona varas en alto convirtiendo la institución de todos en su casa particular, mientras los del PSC eran insultados en los suyos y “escracheados” en sus casas.

Jordi Hereu, el alcalde que más invirtió en los barrios, fue masacrado por un tranvía y un reportaje de prostitución en el entorno de La Boquería con fotos de varios días, incluso meses. El barraquismo, la ocupación, el comercio ilegal, la violencia, la suciedad, el antiturismo, la parálisis de programas de la ciudad, la falta de visión de futuro, eso no es suficiente para criticar a la alcaldesa y su equipo, entre los cuales, aparte del nepotismo, otra cuestión soslayada, están los que produjeron “Ciutat Morta” donde lo menos importante era que una persona quedó tetrapléjica y sí el presentar la ciudad como si fuera Gotham antes de Batman.

Ahora surgen otros líderes que, ¿porqué no? podrían optar a las alcaldía, gentes surgidas del pueblo como el “Peseto Loco” de los taxistas madrileños. Ada Colau ha demostrado que cualquiera puede conseguirlo y también ha demostrado como incapacitar una máquina como el ayuntamiento de Barcelona.

Una exregidora de Barcelona hablando de Ada Colau explicó que cuando llegó a su despacho de Ciutat Vella y tuvo la primera reunión con ella lo primero que le dijo fue “Ahora vas a hacer lo que nosotros te digamos” un curioso concepto de lo que es la democracia representativa y el creerse la voz de la razón y el pueblo. Pues bien, ahora tiene mando en plaza y el resultado… Y si alguien ha echado de menos a Trias es porque como tipo listo que es vivió de la inercia del motor que había funcionado durante más de veinte años. Que cada cual compare. Y ya me curo en salud, jamás un gobierno, sea cual sea, es ideal, siempre hay cuestiones y personas que se sienten perjudicadas pero creo que esta vez las comparaciones son odiosas.