142 años ¿Y qué?

Hoy, 2 de mayo se cumplen 142 años de la fundación del PSOE en Casa Labra de Madrid tal y como reza la placa conmemorativa de la fachada. Esta entrada no va de explicar la historia ni hacer una loa al partido al cual estoy vinculado, esta entrada va de cazurros y majaderos.

Porque cazurros y majaderos son los que se han levantado dispuestos a saltar sobre los mensajes anunciando la efemérides. Esa jungla en la que se han convertido las redes refugio de indocumentados que en su vida serían capaces de hacer esos comentarios en público pero que amparados en el anonimato, pertrechados en el sofá y dotados de una capacidad de pontificar infinito y seguros de estar en el lado correcto de la historia, lanzan soflamas para que el resto callemos.

Decía Karl Marx que dejar el error sin refutación es una inmoralidad intelectual. El problema es que el errado (a veces hay que escribirlo con “h”) se deje. Pues bien esta mañana he recibido los mensajes de la conmemoración y, a continuación, entrando en cascada, una serie de mensajes con lindezas tales como asesinos, corruptos, ladrones, pro etarras, la cal, Rumasa. Luego deseos de que nos muramos, desaparezcamos, nos metan en la cárcel y cosas así. Y, ojo, ya que la cosa iba de historia, todo esto desde el inicio, ni un minuto de tregua. La ruina y deshonra de España durante 142 años. No se trata de rebatir cada una ya que como decía Mark Twain si bajas a discutir con un idiota te ganará porque está en su terreno y es un profesional del tema, pero sí voy a hacer caso a Marx y sin ir al lodazal y aunque sea para ejercer mi derecho al pataleo y que mi conciencia se quede tranquila.

Explicar a esta gente lo que es el anacronismo histórico puede resultar vano pero ahí va, explicar el pasado con criterios de presente es una barbaridad o lo que es lo mismo, el pecado más grave que puede cometer un historiador. Juzgar lo que sucedió hace tiempo y establecer la maldad o bondad de una acción porque ahora así te parece, es majadero. De ahí las barbaridades que se tiene que escuchar sobre América, leyendas negras y hechos más cercanos como la Transición en boca de políticos metidos a pontificadores de eso que llaman la posverdad.

El PSOE es uno de los partidos socialistas más antiguos de Europa, creo que sólo superado por el SPD alemán y el danés. Surgido en la época de los caciques y el todopoderoso dominio de los conservadores de Cánovas en aquella etapa que se llamó la Restauración. Nacido marxista y revolucionario, superó prohibiciones y clandestinidades, vivió monarquía, República, dictaduras transiciones y democracias, incluida una guerra civil. Una historia larga que ha de ser explicada y valorada históricamente. Pero sucede que cualquier hecho relacionado con el PSOE para la derecha y sus seguidores sirve para señalar toda la historia del partido y, por extensión a sus dirigentes y a sus militantes, un grupo de gente malvada y engañada. Claro que una parte del PSOE colaboró con la dictadura de Primo de Rivera. Hoy con una visión simplista y ahistórica ya sabemos lo que se puede decir sobre algo así. Lo curioso es que los que claman sobre el ADN autoritario del socialismo justifican lo de Franco como un paréntesis autoritario. Decir que hay que analizar los hechos, establecer las causas y sus consecuencias es demasiado complicado, pero es lo que hay que hacer.

Lo haré de manera rápida y sencilla. Los que dicen que la República de Weimar o la República española fueron caóticas y violentas que piensen si lo que vino después fue mejor. En el caso de España la derecha dirá que sí pero blanco y en botella. Y en el caso del PSOE es aún más sencillo. Una organización de 142 años dedicada a la política sujeta a aciertos y errores, pero si ponemos en una balanza no lo duden en el haber hay mucho mucho pero mucho más que en el debe que los cretinos quieren acrecentar y extender aquello que cierto o no achacan al socialismo.

Pues sí, 142 años y a los que les pique que se rasquen porque les queda sarna para rato.