Asesino y lameculos

 

 

Con el título no estoy calificando a los diputados de la foto, son las palabras con que ellos nos están calificando a todos mis compañeros y compañeras en general y a mí en particular. Y es así porque de esta manera se ha referido uno al PSOE y el otro al PSC.  Cómo formo parte de los dos por convicción y soy de los que piensa igual que Marx que dejar un error sin refutación es una inmoralidad intelectual, voy a contestar desde mis modestos esfuerzos. Para que ellos me entiendan debería de decir que les voy a contestar porque me sale de allí pero citando a Mark Twain, nunca discutas con un estúpido, te rebajarás a su nivel y te ganará por su experiencia. Así que discutiré pero no bajaré a su barrizal de inquina y odio y lo haré ya que son peligrosos, muy peligrosos. Porque un estúpido, y ahora citaré a Cipolla “ es aquel que causa pérdidas a otra persona o grupo de personas sin obtener ninguna ganancia para sí mismo e incluso incurriendo en pérdidas”. Y por ellos me da igual pero me preocupa y mucho que la política acabe siendo lo que ellos pretenden.

Vamos con el señor Abascal que desatado en un mitin arremetió contra los socialistas acusándonos de organización asesina. Y todo esto después de decir que las trece rosas de las JSU (Juventudes socialistas unificadas) se dedicaban a torturar y violar, lo cual significa que para este hombre se hizo justicia poniéndolas contra la pared, lo que se llamaba la justicia de Franco. Rojas peligrosas que merecían la muerte. Haciendo una reducción intelectual, lo siento señor Abascal, cabe pensar que al calificar al PSOE de organización asesina nos está diciendo que mereceríamos ser pasados por la justicia del invicto caudillo. Bueno, como uno es serio y sabe de historia, yo sí, no negaré la filiación ugetista de los asesinos de Calvo Sotelo, como tampoco  la falangista de los asesinos del teniente Castillo. Pero sí diré algo sobre la extrema derecha (y no venga con milongas sobre el comunismo y el “y tú más”, soy socialdemócrata) Es esa que llenó las cunetas de España de cadáveres, Europa de terror y campos de exterminio, que arrasó Yugoslavia en nombre de la limpieza étnica, y que un 22 de julio de 2011 se llevó la vida de 77 jóvenes socialistas noruegos en la isla de Utoya, asesinos todos sin duda. Irracionalidad, caudillismo, sectarismo, la fuerza bruta, el elitismo, el dogma, el nacionalismo furibundo, que hermosos valores.  No se trata de sacar las cicatrices pero sí le diré una cosa, la socialdemocracia tiene como raíz el humanismo y a la extrema derecha le sobra la mitad de la humanidad… como poco.

Y ahora el que se dedicó con un dedo a escribir que el PSC es “un partido de lameculos paniaguados mezclados con ladrones pijos. Traidores, acomplejados, inmorales y nacionalistas” Casi nada. Hay que estar muy seguro de uno mismo para escribir eso, tener una fe inquebrantable, de impasible ademán y de haber sufrido una decepción enorme por parte de esa gentuza  a la que ha tardado más de treinta años en calificar… Mire señor Girauta en vez de twitter le invito a venir a mi agrupación, a un distrito obrero de Barcelona donde más de 300 lameculos le escucharán con atención. Se lo dice a los jubilados que se dejaron la piel en la fábrica contra Franco, a los jóvenes que han llegado pensando que vale la pena trabajar por la socialdemocracia, se lo dice a la mujer maltratada que abandonó su casa con dos hijos de la mano y que sólo pudo volver  cuando el energúmeno desapareció, a la que con casi ochenta años se ha enterado por fin como fue el juicio sumarísimo contra su padre en 1939, a la compañera que busca después de otros ochenta años donde poner flores a su padre, a la que fue separada de los suyos el 1 de abril de 1939 en Alicante, en suma a las mujeres y hombres de una agrupación socialista que lucharon por la democracia en el anonimato y a los que hemos llegado después para mantener viva la llama, y todo para que usted sea diputado y se pueda expresar de esta manera. Pero gracias porque que por fin abrirán los ojos y sabrán que han estado lamiendo culos, que han sido y son unos paniaguados que  han vivido estupendamente, además de que en la misma asamblea nos podrá señalar a los ladrones…y también a los pijos. Sabremos que hemos traicionado algo ¿el qué? Usted nos sacará de dudas. Y, por supuesto, inmorales, no por nada somos rojos y encima nacionalistas porque no sabemos que significa el socialismo y su internacionalismo. Por todo ello gracias de antemano señor Girauta…