¿Estupidez?

img_tamiguet_20190823-090626_imagenes_lv_otras_fuentes_no_archivables_la_nueve_erfgheeg_1-ktDD-U464226401467f8C-992x558@LaVanguardia-Web1437505753743

“Una persona estúpida es una persona que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio” Así define Carlo. M. Cipolla, maestro de historiadores, la estupidez humana.

Dejo al lector la decisión de si es aplicable al hombre de la foto, Quim Torra, actual president de la Generalitat de Catalunya. Una persona que nos tiene acostumbrados a peculiares comentarios pero que ayer hizo uno especialmente notorio, al menos para los historiadores, aunque no es la primera vez en alguien que dice continuamente estar en el lado correcto de la historia. Vaya por delante que este verano ha estado sembrado, por lo pronto dice que él no es president para gestionar una comunidad autónoma. Esto ya sólo de por sí daría para otro artículo puesto que ya me dirá entonces para que cobra uno de los sueldos más altos del estado, aunque la verdad es que no miente, la institución está escandalosamente paralizada. Incluso no sé si es una figura delictiva. Me pregunto que pasaría si uno fuera al médico y le dijeran que aquí no estamos para curar a nadie, o yo, como profesional de la enseñanza dijera el primer día a mis alumnos y alumnas que no voy a enseñarles nada porque esa no es mi función. A estas alturas alguien ya le habrá adjudicado la definición pero ayer ocurrió algo que creo merece valorar si es ajustada o no, todos merecemos una segunda oportunidad.

Pues bien. Ayer 24 de agosto se cumplió el 75 aniversario de la liberación de París y hubo una mención especial a los españoles de la 9º compañía de la 2.ª División Blindada de la Francia Libre, División Leclerc. Un merecido reconocimiento al esfuerzo conjunto para liberar europa del fascismo. El president tenía el dedo inquieto y aprovechando que el Pisuerga pasaba por Valladolid puso un tweet que traduzco:

“Lamento tener que precisar que el papel español en la II GM fue el envío de miles de soldados de la División Azul a luchar al lado de Hitler (1941-43). Los soldados republicanos de la Nueve continuaban luchando precisamente contra el fascismo y la España del dictador Franco”

Uno puede poner lo que quiera y el recordatorio de la División Azul nada que objetar salvo la  mala leche de hacerla este día. Me imagino que diría el Molt Honorable si alguien con representación institucional, aunque no esté ahí para gestionarla, recordara el 11 de septiembre algunas cuestiones, digamos delicadillas, sobre la Guerra de Sucesión. Pero claro teniendo en cuenta lo que pasa cuando este hombre menciona “España” o “español” lo que significa…     El papel español en la GM también fue la 9, en la que había catalanes, y todos los que estuvieron al lado de los aliados. La confusión e identificación interesada de español y fascismo y más en este tema, es ofensivo. Debe de pensar que con el siguiente párrafo lo arregla pero deja la puerta abierta para lo siguiente como buen esencialista que es

  • ¿No había catalanes en la División Azul? Pues sí, alrededor de 2000 no sólo soldados sino también oficiales. El regimiento 236 fue reclutado en Barcelona.
  • ¿Ha oído hablar del Tercio Montserrat? Unidad militar formada por requetés carlistas catalanes (esto último le sonará al president) y que no debían ser mancos porque estuvieron en batallas como Belchite o el Ebro.
  • ¿Sabe cuantos alcaldes franquistas, auténticos caciques de su pueblo que juraron los Principios Fundamentales del Movimiento, absorbió Convergència? Alrededor de 110 y no porque vieran la fe democrática sino porque alguien les hizo una oferta que no podían rechazar.
  • El president admirador confeso de los Badía ¿sabe a que se parecían las milicias paramilitares que comandaban? ¿Ha visto los carteles de Estat Català a cuales se parecían?

En resumen ¿significa que Cataluña era fascista? No, significa que había fascistas catalanes ¿Podemos decir que el papel catalán en la II GM fue el envío de miles de soldados a la División Azul?… ¿Y que tal la España de Franco recibió el apoyo de Cataluña?… Suena estúpido ¿verdad? Pues eso.

 

 

El/La gilipollas en la red

Umberto Eco en uno de sus últimos artículos nos habló de ello y lo hizo como el sabía, con las formas debidas pero con una firmeza intelectual a prueba de bomba. Aunque a veces haya que bajar al terruño de los impresentables en el bien sabido de que ya Marc Twain ya nos advirtió de no discutir con un estúpido porque tendrás que bajar a su nivel y él te ganará por su experiencia. Pero hay días…

Hemos recibido la noticia del fallecimiento de la hija del ex seleccionador de fútbol. Personalmente no se me ocurre nada más terrible en la vida. Picasso culmina Guernica con una madre con su hijo muerto en brazos, no imaginó nada peor peor para representar el dolor humano.

Como era de esperar, porque es de personas, llegaron centenares de condolencias incluidas las de instituciones y personalidades políticas como él presidente del gobierno. Y entonces apareció él, o ella, porque no se sabe, ocultan su nombre tras un ingenioso? galimatías y una foto buscada para ocultar determinados aspectos. En su sofá, dispuestos a azotar sin piedad al enemigo, creídos de superioridad moral e ingenio infinito. Y así su dedo comienza a funcionar como si fuera continuación del saco de la bilis porque sus comentarios son eso, biliosos, destilan odio y corrosión, además de multitud de faltas de ortografía. Una cosa es meterse con una cuestión de política y otra muy diferente entrar en lo personal por dar un pésame que es lo más humano del mundo. Pero el gilipollas o la gilipollas no puede perder la oportunidad de ofrecer su ingenio al pueblo ávido de sus aportaciones y mostrar al indeseable que todo lo hace por interés.

Ahora es necesario citar al maestro Eco, estos imbéciles son los que decían tonterías en público y todo el mundo se les echaba encima. Imaginemos la escena, una persona destrozada por lo sucedido, alguien le da el pésame y va el gilipollas y se pone chulo diciendo a todos que no es verdad, que es un mierda, que lo hace por interés… No lo haría porque es cobarde, porque está fuera de lugar y porque lo echarían a patadas.

Pero las redes se han convertido en el lodazal de estos seres. Aquel que intenta decir algo sensato es expulsado a base de dogmas absurdos e insultos. Pero si encima no hay línea roja en el fallecimiento de una criatura no es que sea lodazal, es cloaca, pozo negro y de una total miseria moral. Y, seguramente será alguien de los que nos rodea y jamás pensaríamos que se dedique a cosas así. Incluso puede que sea el más anodino y aburrido, sin criterio propio. Pero ahí está el anonimato de Twitter, que gran oportunidad para soltar por el dedo lo que su boca nunca dirá y la razón es porque realmente sabe que son  gilipolleces retroalimentadas por otros y otras como él o como ella. Que largos, hilos se llaman, de tonterías y mamandurrias, que desperdicio de tiempo, que no de ingenio.

Y, por último, algo que me llama la atención por la celeridad en las contestaciones¿Miran el móvil todo el día? ¿Tienen una presa favorita a la que siguen día y noche como jauría? ¿Cómo es posible parir tanta gilipollez en tan poco espacio de tiempo? Las respuestas son de una inmediatez que asusta. Me preocupa que estén ocupados en algo, porque algo harán, digo yo, y lo desatiendan, un vehículo, una máquina, a una persona… Seguro alguno me dirá que no lo mire, cosa que hago habitualmente, que la libertad está para eso. Exactamente incluso para saber que eres gilipollas y no disimularlo.