La batalla del Ebro 80 años

 

20150820_171109

Para comenzar, un consejo para toda la panda de pseudohistoriadores que andan utilizando la fecha como pólvora política en el actual escenario catalán reinterpretando la batalla, meteros vuestros argumentos donde la espalda pierde su honesto nombre y dejad la Historia en paz. Y ahora el artículo.

Los lugares donde se ha producido una batalla y se ven muchos años después guardan algo para siempre, una extraña mezcla de sensaciones, el mal, la muerte, el heroísmo, la cobardía… Por mucho que el terreno haya cambiado y pacificado siempre quedará el recuerdo, siempre quedará la Historia.

Hace 80 años las tropas republicanas a las 00’00 del 25 de julio iniciaron la ofensiva que debía alargar la guerra. El panorama internacional indicaba que la guerra en Europa podía estallar en cualquier momento y de esa manera terminar con la ignominiosa “no intervención”. Una ofensiva bélica y política. Un último y desesperado esfuerzo por defender la legalidad republicana. Absurdo sería decir que todos los combatientes fueron allí con ese objetivo dispuestos a sacrificarse por un ideal y absurdo sería negar que no los había y más viendo como las gastaba la otra parte. Cada uno de aquellos combatientes una historia particular. Hoy la llamada “quinta del biberón” tiene 97 años, desconozco si queda alguno pero lo que es seguro es que pronto ya no quedará nadie que combatiera en aquel conflicto que envenenó y envenena aún la vida española.

Un recuerdo para todos los que cayeron en aquella batalla que duró cuatro meses.