Por rebelión militar

miembros-nueva-gestora-psoe_ecdima20161003_0013_21

La Historia de España, la de verdad, no la de los revisionistas o imbéciles metidos a historiador, nos cuenta que en 1931 la voluntad popular trajo la República abriendo un periodo en el que hubo de todo, muy bueno, bueno, malo y muy malo, y todo fruto de la política, de nada más y nada menos que la política, algo que hasta ese momento en España era ciencia ficción. A continuación alguien decidió que lo que estaba pasando no era bueno para España, y, transformándose en salvadores de la patria asaltaron el poder con inusitada violencia fundamentalmente contra miembros de la izquierda. Muchos fueron ejecutados y otros detenidos y juzgados, atención, por “rebelión militar”. Increíble, los golpistas juzgaban a los leales a la República por rebelión militar.

Viene a mi mente aquello que dijo Camus “Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa”. Y viene a mi mente, desgraciadamente, y vuelvo a repetir, desgraciadamente, por lo escuchado en el último debate en la Sexta entre los representantes de los tres candidatos (dos que yo sepa a la espera del advenimiento) Y ya sé que se pide respeto por el adversario, en este artículo lo hay, mientras no hay ningún problema en despellejar a uno de los candidatos en el cual se personalizan todos los males, no sólo del partido, sino del socialismo en general. Porque así fue la intervención de la representante de la aún no candidata venida de Andalucía que rizó el rizo cuando afirmó que el secretario general Pedro Sánchez había abandonado el barco el 1 de octubre. En ese momento hice la comparación, elegido por la militancia, para bien y para mal, salvadores del partido que juran fidelidad mientras preparan el asalto, asalto que se produce tras la orden del líder supremo que arremete contra el secretario general por el descontrol existente, curiosamente unos cuantos de la ejecutiva se encuentran en la puerta de Ferraz entregando la dimisión, la asonada del 1 de octubre y, finalmente, los leales juzgados por rebelión militar. Sin olvidar una líder que, sin que la historia se repita, da vueltas sin decir nada por si acaso, como hizo uno que durante 48 horas después del 18 de julio anduvo desaparecido en un avión a ver que pasaba….

Primarias, bien, tres candidatos bien, democracia para elegir al secretario general, vale. Pero que no vendan estupideces, que no hablen de códigos de conducta, si todo el mundo ve a quién apoya el aparato, a quien apoyan los medios de la derecha y no digo nada más porque pienso que ya no hay medios de izquierdas si alguna vez los hubo. Salen con el tema de la financiación… Me viene a la memoria lo del oro de Moscú cuando nadie mentó como Juan March, USA y algunos más financiaban el estropicio pero eso sí los republicanos robaron el dinero… Dinero que sirvió fundamentalmente  para salvar la vida de miles de refugiados enviándoles a América… Pero aquí se pagan pabellones por arte de birlibirloque y se pone en discusión las donaciones personales a una campaña.

No sé si lo hará bien o mal pero por una cuestión de ética, igual que en el 36 hubiera apoyado a la República hoy apoyo a Pedro Sánchez porque me veo incapacitado para entender a los que después del 1 de octubre y lo que pasó en aquel espectáculo lamentable nos juzgarían por rebelión militar por que hicieron lo que tenían que hacer, salvar al PSOE… ¡Líbrenos quien sean de los salvadores!

Y, aunque no me gusta jugar a pitoniso repito las palabras de Camus porque desgraciadamente la realidad muchas veces es así:

“Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa”

Si alguien quiere sustituir alguna palabra y adecuarlo a los tiempos que corren, es muy libre de hacerlo.

 

Susana, un tulipán y el PASOK

susanadiaz_560x280

El título se las trae y, es más, hoy voy de pitoniso, cosa en la que no creo en absoluto pero me siento tentado aún cuando deseo fervientemente errar.

Comienzo. Susana por fin hace el anuncio de que anunciará que se presenta a pelear por la secretaría general del PSOE en un enorme pabellón en Madrid al módico precio de 23000 euros el día. Pues bien, por lo visto el anuncio ha regocijado de manera extrema a la gestora del PSOE que lejos de mantener la neutralidad se ha lanzado en tromba a echar una mano a la sultana proponiendo cuentas con nombres de lo que aporta cada uno a las candidaturas, a parte de lo ilegal que resulta, encima alguien tendrá unas listas curiosas de afines a las causas.

Dicho esto supongamos que los militantes cambian de parecer por el buen hacer de sus dirigentes y gana ella. Y aquí entra el tulipán y el PASOK. Lo haré por causa efecto

1) Susana es la candidata conservadora…o eso parece y que avala lo que está haciendo el PSOE en el Congreso.

2) La victoria de Susana me temo que será percibida por el votante del PSOE como un triunfo del aparato y la vieja estructura

3) Los apoyos derecha izquierda como en Holanda (el tulipán) no gustan al votante socialista: Batacazo

4) El votante del PSOE no vota en las próximas elecciones

5) PSOE=PASOK

¿Pesadilla horrible?