Fidel

fidel-castro

La Historia comienza a juzgarle. Es difícil escribir sobre alguien que sólo genera odios o adhesiones inquebrantables. Estoy viendo las imágenes de Miami con la fiesta por las calles y las reacciones de los dirigentes mundiales que van desde los que le llaman dictador a los que, de manera incómoda, tratan de obviar una respuesta y los que de manera acrítica loan su persona.

Fide no deja indiferente, es un mito del siglo XX, el último de la guerra fría, de una forma de entender la política, una anomalía si se quiere en un orden mundial que se quiso bipolar. Fue líder, comunicador, se rodeo de mitos, Camilo, el Che, se impuso a 11 presidentes USA y rindió a Papas y primeros ministros.

Y Cuba es una dictadura. Y me hago preguntas. ¿Qué era Cuba antes de la Revolución? ¿Hubiera evolucionado la Cuba de Batista hacia esa democracia soñada por los que tuvieron que irse de la isla y que no lo hicieron con el dictador pronorteamericano? ¿Podemos imaginar una Cuba sin revolución y con la evolución del resto de países de América Latina?¿Es cierto lo de la medicina cubana? ¿Los estudios gratuitos para todos los americanos? ¿Los años de voluntariado como parte de la formación? ¿Qué hubiera sido de la Revolución si no se hubiera cerrado en banda a todo tipo de oposición? ¿Toda la oposición niega los logros positivos de la Revolución? ¿Y si el proceso no se hubiera burocratizado? ¿Y que dicen los cubanos, no los de Miami? ¿Es trasladable la democracia occidental como cura de todos los males? ¿Y si no se hubiera utilizado la represión como elemento disuasorio?

Sé que era un dictador pero no puedo trazar una línea en blanco y negro, demasiados logros y fiascos. Una cuba en medio de un continente al que amo por muchas cosas personales y que ha sufrido y sufre demasiado con dictaduras brutales pero que parece que para los que ahora celebran la muerte, no lo eran tanto como la cubana. Que la extrema derecha jalee la muerte de Fidel me predispone pero también el acriticismo de un régimen que pudo ser y no fue cuyos logros fueron oscurecidos por la represión.

Viene a mi memoria la canción de Silvio Rodríguez “Rosana” hablando de los que se fueron de Cuba “Cuando escriban la historia los buenos, al final vencedores se sabrá que no usamos veneno como aroma de flores” y también “Y el camino que emprendas Rosana
será mejor a veces, porque en otros momentos cubana, tú lloraras con creces”

A pesar de todo, hasta siempre Comandante.

 

Es la ética, idiota

Aquí no ha pasado nada. De plató en plató algunos barones del PSOE se pasean acompañados de viejas glorias (si es que un día lo fueron) Ahora todo es posible, incluso ser Presidenta de Andalucía y Secretaria General del PSOE. “Me da igual estar en la cabeza o en la cola. Estaré donde digan mis compañeros” y el coro canta “Estareeeeé” y bendicen la magnífica idea de ser el niño en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el entierro.

Es de vergüenza. Alguien escribió una vez que la ética debía retornar a la política pero me parece que en el caso del PSOE seguirá por ahí durante mucho tiempo porque el grado de cinismo que se está alcanzando no sé si ha llegado al tope o aún tiene recorrido.

El lavado de cara está pensado para idiotas, las sonrisas de una falsedad  insultante y las declaraciones,… En fin. Se están paseando los golpistas, los que no han respetado 140 años de historia, los que piensan que la “sinrazón de estado” es lo principal, que son más respetables los votantes de la derecha que los propios. Incluso a veces pienso que es a los que verdaderamente quieren porque voy a negar la mayor: si estos representan la izquierda yo no sé dónde estoy. Y no estoy ahí por su traición y porque en su idea de la política la ética no tiene cabida.

“Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa” De nuevo Camus…. Pero esta vez me niego a que se repita y me niego a tragar por disciplina, la que me exigen y no tuvieron ellos y porque una compañera me dijo algo que haré mío “Si son capaces de hacer esto a sus compañeros que no harán con los que no lo son”

 

¿Quo vadis Felipe?

GONZÁLEZ INAUGURA EL SEMINARIO "EL NUEVO TRATADO DE ESTABILIDAD EN LA UE"

Empezaré diciendo que respeto a Felipe por lo que fue y representó. No soy de los que se genuflexionan delante de ídolos de barro, ni tampoco participo en inquebrantables adhesiones porque somos seres humanos y tenemos imperfecciones que esparemaos corregir en otros. Y entiendo a todos aquellos que le acompañaron en la aventura de hacer pasar de la dictadura a la democracia y poner a España en el mapa de Europa. Sin embargo creo que si uno fue y es símbolo de un momento, con sus luces y sus sombras, no tiene derecho a mancillarlo porque al final queda lo sucio, el error, un interés personal que en otros tiempos no fue tal y ahora puede ponerse en entredicho.

Felipe ha vuelto a hablar rodeado de sus fieles con Susana Díaz a la cabeza, la que ahora se pasea por los platós en donde se retransmitió la decapitación de Pedro Sánchez hablando de disciplina y obediencia a su partido. Y Felipe ha tomado partido con la indudable habilidad dialéctica que le adorna después de participar en el golpe de estado, y no sólo eso, dar el pistoletazo de salida, que derribó al Secretario General del PSOE porque según él no tenía ni cultura de partido ni tenía un proyecto de estado. El viejo líder sigue mandando (aquel “me alegro” cuando le preguntaron por lo sucedido en el PSOE) y ha señalado. Sin embargo Felipe y los suyos, por mucha cultura de partido que tengan olvidan que es el de hace años, el de que ellos conocieron y cincelaron a su imagen. Hoy la militancia es otra cosa aunque piensen que se impondrá el orden y la disciplina y que cuanto más trade sea el congreso más se diluirá la figura de Pedro Sánchez.

Hemos vivido las elecciones USA. Allí ante la previsible nominación de Sanders, un socialdemócrata, su partido cambió las normas de primarias para que no fuera así y ganara Hilary. Ante el escándalo los votantes de Sanders volvieron la espalda a los demócratas y, o no votaron o votaron a Trump. Pues bien, Felipe ten cuidado porque los votantes socialistas después de lo sucedido pueden dar la espalda al partido no votando a tu candidata o pasándose a “Podemos”, curiosamente aquello que se quería evitar.

Con Felipe el PSOE tocó el cielo, con Felipe el PSOE puede morir, eso sí, con mucha cultura de partido y mucho sentido de estado.

Pedro el de los 800 días

pedro-sanchez-abandona-conferencia-anuncio_lncima20161029_0055_5

Cuarta y última entrega de esta tetralogía espontánea (“De pena, Rufián”, “La mediocridad y el PSOE”, “Barones”) surgida al hilo de los últimos acontecimientos. Ya sólo me queda hablar del protagonista, del ex Secretario General del PSOE Pedro Sánchez Castejón.

Como tengo formación de historiador no creo en la vidas santas y pulcras, llenas de virtud y aciertos. No existe nadie así o al menos no ha existido. Pondré un ejemplo sabido por los que me conocen, mi interés por Ernesto Guevara, el “Che”. Mal profesional sería si admirado por el personaje no sopesara lo bueno, lo malo, sus defectos, virtudes, aciertos errores, analizara su entorno, sus acertadas y sus equivocadas percepciones,… Ejemplos, y muchos, tenemos de santificación, sobre todo política en la que incluso en la infancia se reconocen rasgos de su grandeza futura que marca una vida sin tacha. Sirva este breve comentario para que quede claro que no soy amigo de seguidismos y que no voy a escribir ni un panegírico laudatorio ni un linchamiento. De esto último parece que no andará escaso. Su comparecencia y su entrevista están siendo destripadas, tergiversadas y demonizadas por unos y por otros. Por compañeros de partido, por la prensa de derechas y la supuesta progresista (ya no me atrevo a llamarla de izquierdas) Esta mañana, sin ir más lejos me he sentido bastante idiota ante una sesuda periodista que desde la SER describía una situación que en nada se parece a lo que he visto y en la que el ex Secretario General y a continuación el PSC se han convertido en el origen de todos los males.

Como dicen en Italia “Se non e vero e ben trovato” así que aquí va la hipótesis. Parece que frente a los cacareados discursos de la baronía sobre cosidos  y escuchar que partido quiere la militancia todo señala a que se va a dar de baja a todos los que lo han solicitado de manera rápida y fulminante y, aunque más rocambolesco y problemático, sacar de las votaciones primarias a los 18000 afiliados al PSC. ¿Objetivo? ¿Hace falta decirlo? Y para ello parecen contar con ayuda mediática a raudales.

Pero ¿qué hay detrás? Esta hipotética y chapucera acción dejaría a los pies de los caballos al socialismo español, pero ya hemos visto una y gorda el 1 de octubre y otra, más organizadita, el 23. Pero el premio sería enorme para PP que vería morir al único partido alternativa a sus políticas  y para “Podemos” que se convertiría en oposición que no en opción de gobierno, eso sí, viviendo muy bien (recuerdan aquello de “contra Franco vivíamos mejor”) ¿Y qué pasará con los que se llevaron por delante a Pedro Sánchez? Pues no sé, supongo que sobrevivir en otro sitio al cual se convertirán con fervorosa pasión cuando el PSOE se hunda definitivamente. No en vano ya hemos oído decir a su cabeza de cartel que el PSOE no es de derechas ni de izquierdas (algo que ha dicho Pablo Manuel, Albert Rivera o José Antonio,…)

¿Y Pedro? Se ha convertido en un símbolo. En un símbolo para la militancia y eso puede ser incontrolable para los engranajes del aparato. La estrategia anterior estaría destinada a desprestigiar al que se ha convertido en representante de los valores del socialismo, en lo que todos hubiera querido decir a Rajoy, en la renovación del partido acabando con los vicios que le han llevado a donde está. Puede que sea demasiado para una persona y puede renunciar a todo ello, incluso puede suceder que alguien, de forma organizada o no,se adueñe del “pedrismo” Pero está claro que la mayoría de los socialistas han puesto las esperanzas en él, que será de nuevo Secretario General, que se rodeará de los mejores y de que el socialismo volverá a ser alternativa transformadora. Y es que la renuncia de Pedro Sánchez tuvo algo de la épica de otros tiempos hoy bajo la costra burocrática y también hubo sentimiento, ahora sacrificado a la responsabilidad y la razón de estado. Repito que no hay nadie que materialice el ideal y que puede ser tarea titánica para una sola persona. Me recuerda, salvado las distancias, las ilusiones despertadas por la Segunda República después reafirmadas y también decepcionadas. Pero ocurrió lo que ocurrió y se fue a defenderla porque era humana y lo mejor que nos había pasado en años.

Albert Camus dijo al respecto “Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa” Pero si a pesar de esto, de aparatos y  medios que multiplicarán sus ataques tratando de sembrar la duda, Pedro decide ir adelante yo iré con él.